Energía Innovación

La vulnerabilidad de España al cambio climático exige nuevas medidas políticas

La vulnerabilidad de España al cambio climático exige mejorar los recursos

Junto al abandono rural, la mala gestión de los montes y la carencia de una economía forestal, el cambio climático es el gran factor que acecha tras los terribles incendios acontecidos los pasados días en Galicia, Asturias, León y Portugal que se han cobrado 44 vidas, miles de hectáreas e incalculables pérdidas naturales.

Estos días son numerosos los análisis de expertos que radiografían las causas tras los incendios de los últimos días. Aunque en todos los agentes implicados en el estudio, prevención y extinción de incendios coinciden en señalar la mano del hombre como principal causa -cerca de tres cuartas partes de estos son provocados-, las condiciones del entorno rural, la presencia de árboles foráneos en lugar de autóctonos y el nuevo escenario climático tienen una gran responsabilidad en su extensión y proliferación.

Las principales organizaciones ecologistas señalan una falta de previsión y de recursos para luchar contra el deterioro climático, ya que la sequía, la humedad por debajo del 30% o la presencia de fuertes vientos huracanados y temperaturas extremas impropias del otoño -por encima incluso de los 30 grados- son las que han contribuido a la rápida e incontrolada extensión de los incendios, que ha causado 40 personas fallecidas en Portugal, 4 en Galicia e incontables pérdidas de vidas animales y desaparición de vegetación.

Analizando la situación de nuestro país ante este gravísimo problema, el ganador del Premio Nobel de la Paz de 2007 y portavoz del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU, Edward Rubin, ha alertado de que España es más vulnerable a los efectos del cambio climático al tener un clima más desértico.

La ONU destaca el blockchain como medida contra el cambio climático

En el marco de la rueda de prensa previa a la conferencia acerca del papel de las universidades en el cambio climático, celebrada en el Paraninfo de la Universitat Politécnica de València (UPV), Rubin hacía hincapíe subrayaba en la necesidad de que se estudien nuevas medidas políticas para frenar los devastadores efectos del cambio climático -ya que los incendios son un ejemplo más de las consecuencias del calentamiento global- , y recalcó la importancia de las universidades como actores de cambio para lograr el apoyo de los gobiernos y aportar soluciones “desde el punto de vista económico y político”.

Esta semana, desde Ecologistas en Acción apuntaban a la nefasta política forestal y al deterioro climático como factores clave en los incendios de Galicia, Asturias, León y Portugal.

Las renovables, foco de cambio

El experto ha subrayado que los fenómenos meteorológicos resultantes del cambio afectarán más a aquellas áreas con una climatología más extrema, donde existe mucha tendencia a la sequía o a lluvia. También las zonas costeras se verán resentidas por la proliferación de huracanes.

Ante el problema, la medida estrella pasa por la transición energética hacia un modelo basado en fuentes renovables como la eólica y la solar. Edward Rubin destacaba que es fundamental acabar con el uso de energías como el carbón o el petróleo. A su juicio, España debería aprovechar su condición de experta en energías como la solarpese a los impedimentos gubernamentales para su implantación-.

El mix energético para una España 100% renovable, según investigadores de Stanford

También ha resaltado que el cambio climático afecta de forma directa a la agricultura y que hay que intentar “entender qué va a pasar para inventar nuevas medidas que permitan crecer”, buscando soluciones idóneas para la adaptación a temperaturas más altas o a un clima más seco.

Fuente | El Periódico de la Energía

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.