Innovación

La UPM captará las imágenes de la misión internacional Rosetta

Print
Escrito por Inma Rico

La universidad madrileña será los ojos de la misión captando las imágenes del Sistema Solar y del núcleo del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko sometido a estudio.

La misión internacional Rosetta tiene como objetivo estudiar el origen y evolución de los planetas que forman parte del Sistema Solar a través de un equipo de sobrevuelo cercano facilitado por la Agencia Espacial Europea que orbitará alrededor del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko y en el que se embarcarán diferentes instrumentos de teledetección. Uno de ellos, será OSIRIS (Optical, Spectroscopic and Infrared Remote Imaging System), un sistema dual para la toma de imágenes en el que participa activamente España y, en especial, la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

OSIRIS es un sistema dual de toma de imágenes que consta de dos cámaras de alta resolución, que serán las encargadas de tomar las imágenes del sistema solar, así como del núcleo del cometa a lo largo de toda la misión. El proceso se iniciará cuando este se encuentre a una distancia de más de cinco unidades astronómicas del Sol, es decir, en un ambiente que es extremadamente frío, y que durará hasta después de su paso por el perihelio, una zona extremadamente caliente, a mediados de 2015.

En concreto, el sistema de cámaras dual de OSIRIS, contiene una cámara de campo estrecho o NAC (narrow-angle camera), de alta resolución y optimizada para poder llevar a cabo el estudio del núcleo del comenta; y otra de campo ancho o WAC (wide-angle camera), que ha sido diseñada para el estudio de la parte interior del planeta con el fin de investigar la emisión de gas y polvo por encima de la superficie.

Otros participantes españoles

Junto con la UPM, participan en el sistema dual de toma de imágenes, el Instituto Universitario de Microgravedad Ignadio da Riva (IDR) como socio científico y responsable del diseño térmico global y análisis estructural,  y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) como socio tecnológico, entre otros. En el aprovisionamiento de los elementos de control térmico también ha participado CASA-DE (actualmente Airbus Defence & Space).

“El diseño del subsistema de control térmico en vehículos espaciales es el encargado de garantizar que los delicados componentes optomecánicos y electrónicos estén en todo momento dentro del rango de temperaturas adecuado para su óptimo funcionamiento, tarea compleja en este tipo de misiones en las que el vehículo se encuentra sometido a condiciones ambientales muy severas”, explican en el IDR; mientras que “el análisis estructural forma parte de las tareas de verificación de que el instrumento va a ser capaz de soportar las elevadas cargas mecánicas durante el lanzamiento”, comentan.

La misión Rosetta es un proyecto de larga duración que se inició en el año 2004 y que ha requerido de estos 10 años para llegar a la situación actual. El pasado 20 de enero, tras un largo periodo de vuelo en hibernación de tres años, la nave Rosetta despertó y conectó con la Tierra para comenzar con las tareas de aproximación y exploración del cometa. Según lo previsto, en agosto de este año entrará en contacto con el cometa y la misión finalizará el 31 de diciembre de 2015.

Sobre el autor de este artículo

Inma Rico