Innovación Startups

La UOC crea su propio fondo de capital riesgo para startups con fines sociales

startup capital

Invergy es el nombre del mecanismo que la UOC ha puesto en marcha para invertir hasta 500.000 euros en startups educativas y del sector TIC.

El mundo de la Academia y la empresa siempre han coexistido como dos carreteras paralelas que -casi nunca- llegaban a confluir en un mismo punto: el de la innovación real con llegada al mercado. Quizás con el fin de paliar esta disyuntiva, cada vez vemos más iniciativas destinadas a unir los dos polos en un mismo camino común hacia el éxito.

El último ejemplo de ello lo hemos visto en la UOC, la universidad abierta de Cataluña, que acaba de lanzar Invergy, una empresa que invertirá en startups tecnológicas que tengan como objetivo conseguir impacto social. Esta firma, que funciona como una suerte de fondo de capital riesgo, tendrá su foco como decimos en proyectos emprendedores del sector educativo y las TIC.

En este sentido, sus impulsores ya advierten que se impulsarán preferentemente startups que cubran necesidades de mercado, que estén constituidas en el Estado español, con una clara proyección internacional, que tengan un mínimo producto viable definitivo y con una valoración pre-money máxima de un 1 millón de euros.

Con un presupuesto inicial de 500.000 euros, Invergy nace de la plataforma de servicios Hubbik, mediante la que la UOC impulsa la innovación, la transferencia, la investigación y el emprendimiento por parte de su comunidad: desde alumnos hasta graduados, profesores y, por supuesto, investigadores, para un total que supera las 100.000 personas. Su modelo se basará en una inversión de capital, un préstamo participativo o una conversión con un tope de 100.000 euros.

Un camino prometedor que ya cuenta con su primer vehículo impulsado por este fondo: eQualiment. Invergy ha destinado 40.000 euros mediante un préstamo participativo a esta plataforma que permite gestionar y hacer un seguimiento de la distribución de alimentos solidarios a familias en situación de pobreza, cubriendo todos los pasos: la solicitud de los lotes, la organización de las entregas, la gestión de stocks, la generación de justificantes, el tratamiento de incidencia o la elaboración de estadísticas. eQualiment ha empezado su ámbito de actuación en Cataluña y en breve hará su despliegue en el resto del país. Va dirigida a servicios sociales, responsables de bienestar social o entidades distribuidoras de alimentos como el Banco de Alimentos, la Cruz Roja, Cáritas u otras ONG locales.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.