Innovación

La UE financia una investigación española sobre materiales para las antenas de los dispositivos 5G

No podrás pagar más de 1.000 euros en efectivo para evitar el fraude fiscal

La idea del proyecto premiado con cerca de dos millones de euros es desarrollar una nueva familia de ferritas que se utilizará en los futuros dispositivos de comunicaciones inalámbricas, la red 5G, que usará las llamadas ondas milimétricas, de frecuencias superiores a la red actual.

Los Consolidator Grants son uno de los programas de financiación más competitivos que otorga la Unión Europea -a través del Consejo Europeo de Investigación (ERC)- para proyectos científicos desarrollados en el Viejo Continente. Y, en su última convocatoria (con 291 ‘grants’ y 2.389 candidaturas), 16 proyectos españoles se han hecho con esta distinción, de los cuales tres corresponden a iniciativas del CSIC que acumulan un total de seis millones de euros recibidos.

Entre ellos encontramos la propuesta del físico Martí Gich, del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB). Este científico ha conseguido la Consolidator Grant con el proyecto ‘Diseño de ferritas para tecnologías de onda milimétrica y Terahertz’, que ha recibido 1.989.967 euros. “La idea del proyecto es desarrollar una nueva familia de ferritas que se utilizará en los futuros dispositivos de comunicaciones inalámbricas, la red 5G, que usará las llamadas ondas milimétricas, de frecuencias superiores a la red actual”, explica Gich.

“Las ondas milimétricas sólo permiten la propagación de la información a distancias cortas, por lo que se necesitarán implementar muchas antenas para asegurar la cobertura de la red. En este contexto, hay una necesidad de materiales que permitan que los dispositivos de comunicación funcionen a estas frecuencias más altas, pero a bajo coste y con un bajo consumo energético. Los materiales que se quieren desarrollar en el proyecto concedido ayudarán a satisfacer estas necesidades”, añade el investigador.

El CSIC desarrolla microscopios 3D para obtener imágenes de líquidos con resolución atómica

Entre el resto de iniciativas premiadas encontramos una iniciativa para estudiar la naturaleza físicoquímica del agua en el Marte primigenio, comandada por el astrobiólogo Alberto G. Fairén, y que ha obtenido 1.998.369 euros. “Vamos a estudiar el origen y el ciclo del agua en Marte durante los primeros mil millones de años de la historia del planeta (…) Nuestra investigación comenzará con el análisis de los procesos que llevaron agua líquida y hielo a la superficie marciana; cómo, dónde y cuándo se movilizó ese agua; qué tipo de formaciones geológicas, sedimentos y mineralogías generó el agua líquida; y qué implicaciones pudo tener todo este ciclo para el origen y la evolución temprana de la vida en Marte”, detalla Fairén.

Asimismo, el Consejo Europeo de Investigación (ERC) también ha otorgado 2,3 millones de euros al proyecto MAGNESIA. Se trata de un exhaustivo censo de magnetares (el impacto de estrellas de neutrones altamente magnéticas en el universo explosivo y transitorio). “Nuestro proyecto se centra en los magnetares, las estrellas de neutrones más magnéticas, a los que se ha relacionado con una gran variedad de acontecimientos explosivos. (…) Su enorme poder de rotación y la tremenda cantidad de energía magnética que liberan, los relaciona con estallidos de rayos gamma, las fases iniciales de la fusión de estrellas de neutrones, supernovas superluminosas, hipernovas, estallidos de radio y fuentes de rayos X ultraluminosas”.

El Proyecto MAGNESIA desarrollará un exhaustivo censo de los magnetares mediante una aproximación innovadora que elaborará el primer modelo sintético de población de púlsares capaz de encajar con los límites de observaciones multi-banda, teniendo en cuenta modelos en 3D de evolución de campos magnéticos e índices de destello de estrellas de neutrones. Además, esta iniciativa busca solucionar las cuestiones de física, los errores observacionales sistemáticos y los desafíos computacionales que lastraban los trabajos previos, para restringir el periodo de giro y la distribución del campo magnético en el nacimiento de la población de estrellas de neutrones.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.