Innovación

Tecnología de seguimiento ocular permite diagnosticar la conmoción cerebral

9058994059_94cb268e5d_z
Escrito por Marcos Merino

La conmoción cerebral y otras lesiones similares podrían ser detectadas gracias a la tecnología de ‘eye tracking’ (seguimiento ocular). El ‘Waka Waka’ de Shakira o ‘Bajo el mar’ de la BSO de La Sirenita fueron algunos de los materiales usados en una investigación para detectar movimientos anómalos en los ojos.

Un grupo de investigadores de instituciones científicas de Nueva York y Texas podrían haber dado con la clave para revolucionar el método de diagnóstico de las conmociones cerebrales, lesiones que por lo general provocan dolor de cabeza, confusión, problemas de concentración, de memoria y de coordinación. Ahora, ésta y otras lesiones similares podrían ser detectadas gracias a la tecnología de ‘eye tracking’ (seguimiento ocular).

Así, se podría haber llegado a un método estándar de diagnóstico hasta hoy inexistente (los TAC y las resonancias tienen una fiabilidad relativa en estos casos), lo cual es importante si tenemos en cuenta que “la lesión cerebral es la primera causa de mortalidad entre los ciudadanos estadounidenses menores de 35 años“, según aclara Uzma Samadani, neurocirujana participante en la investigación y codirectora del Centro Cohen de Veteranos de la Universidad de Nueva York. Samadani recuerda que “en estos momentos, existen 43 definiciones diferentes de ‘conmoción cerebral’ y la falta de un punto de vista definitivo se traduce en que nadie sabe a ciencia cierta cómo diagnosticarla o calcular su incidencia”.

El trabajo del grupo de investigadores se centra en el papel de los ojos como ‘ventana’ de lo que sucede en el cerebro en los casos de conmoción cerebral: las estimaciones de los optometristas sugieren que el 90% de los pacientes con dicha lesión muestran problemas con los movimientos oculares. Por desgracia, si bien este dato se sabe desde hace tiempo, hasta ahora los médicos se limitaban a analizar los movimientos de los ojos únicamente pidiendo seguir al paciente que siguiera su dedo con la vista.

Pero Samadani y sus colegas recurrieron al eye-tracking en el marco de un estudio sobre veteranos de los conflictos de Oriente Medio, y lo perfeccionaron tras un estudio con civiles (64 personas sanas y 75 pacientes del servicio de Urgencias con traumatismo craneal). Las pruebas consistían en el seguimiento de los ojos de los participantes durante 200 segundos, mientras veían vídeos musicales (como el ‘Waka Waka’ de Shakira o ‘Bajo el mar’, de la BSO de La Sirenita) que se desplazaban en un ventana por la pantalla. Cuando alguien tiene una conmoción cerebral y trata de seguir movimientos con la vista, uno de los ojos puede sufrir suboscilaciones o sobresaltos en determinada dirección. El equipo de Samadani descubrió que cuanto menos coordinados estaban los movimientos oculares en ambos ojos, más graves resultaban ser los síntomas de su conmoción. De esta técnica destacan que es “rápida, no invasiva, y proporciona conclusiones claras“.

Vía | Spectrum IEEE

Imagen | Andrea.Burgio

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.