Innovación

La sonda Kepler descubre 715 planetas en un mes

multi_transits_many_full_0
Escrito por Rafael Claudín

La NASA descubre como “bonanza planetaria” los cientos de nuevos mundos encontrados en los que potencialmente podría desarrollarse la vida.

Tras su resurrección hace apenas un mes, la sonda Kepler, el Lázaro de los telescopios espaciales, está trabajando a destajo para recuperar el tiempo perdido. Nada menos que 715 planetas son los que ha logrado identificar desde que volvió a la vida a principios del mes de febrero. Casi el 95% de esos planetas, que orbitan en torno a 305 estrellas distintas, son de un tamaño menor que Neptuno. Esto es, están catalogados como de pequeño tamaño, aunque puedan llegar hasta cuatro veces las dimensiones de la Tierra.

De entre los nuevos planetas, cuatro destacan poderosamente: su tamaño es apenas 2,5 veces el de la Tierra y además giran en torno a su estrella en lo que se considera la “zona habitable”. La clave para identificarlos con tanta rapidez ha sido su pertenencia a grupos multiplanetarios como el nuestro, en principio más favorables a la existencia de condiciones similares a nuestro planeta.

Una nueva técnica de análisis

Lo cierto es que, antes de abandonar sus labores de investigación en mayo de 2013 por un fallo técnico, la sonda Kepler, el Cristóbal Colón de los telescopios espaciales, descubría una infinidad de nuevos mundos cada día. Sin embargo, todos ellos tenían que ser verificados para comprobar si cumplían o no con el requisito de ser “planetas extrasolares que potencialmente podrían ser habitables”.

Pero mientras los ingenieros de la NASA estudiaban la forma de devolver la sonda a la vida, un equipo de científicos de la agencia dirigidos por Jack Lissauer estudiaba la manera de mejorar el proceso descubridor del telescopio. La técnica incorporada ahora se llama verificación por multiplicidad. Si los planetas candidato se distribuyen aleatoriamente en torno a las estrellas Kepler (nada menos que 150.000 analizadas), muy pocos de ellos serían candidatos reales. Las posibilidades se multiplican si cada sistema solar encontrado tiene varios planetas candidato.

En la nota oficial de la NASA, Jason Rowe, investigador del SETI Institute de Mountain View, California, comenta que “por este estudio sabemos que los planetas de estos multisistemas son pequeños y sus órbitas son planas y circulares, recordando pancakes, no la clásica vista de un átomo”. Quizá la mención del pancake le puso nostálgico: “Cuanto más exploramos, más encontramos el familiar rastro de nosotros mismos entre las estrellas que nos recuerdan el hogar”.

No hay que cambiar muchas palabras para reconocer la voz en off al inicio de cada episodio de Galáctica, Estrella de Combate. Sin dramas humanos, sin drones, sin batallas estelares y sobre todo sin Kara Thrace, la Kepler tiene en efecto una misión parecida a la de Galáctica. En los tres primeros años de funcionamiento de la sonda, descubrió más de 3.600 planetas candidatos, 961 de los cuales se verificaron como nuevos mundos potencialmente habitables, a los que hay que sumar los más de 700 ya verificados en este último mes.

Imagen: NASA

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.