Innovación

La CNMV da luz verde a 8 plataformas de crowdfunding

crowdfunding
Escrito por Ana Muñoz

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha concedido las licencias necesarias para que puedan operar 8 plataformas de crowdfunding en España.

Estas plataformas de financiación colectiva ya operaban en Internet, pero su actividad estaba sin regular a pesar de la aprobación de la Ley de Financiación Empresarial formulada hace un año.

Las firmas han ido completando en los últimos meses los requisitos exigidos por la nueva regulación, entre las que se encuentra MytripleA, que ya ha obtenido la licencia.

Esta plataforma fue la primera compañía en recibir la autorización del Banco de España, la otra licencia que se necesita para dar préstamos y transmitir los pagos.

Esta plataforma de crowdfunding empezó a operar en abril de 2015 y, desde entonces, ha intermediado 143 préstamos por más de 4 millones de euros y tiene más de 1.000 inversores registrados.

Este tipo de firmas recogen fondos de un particular interesado en invertir en la economía real y los repartes para financiar a pymes seleccionadas por su solvencia.

Las plataformas de financiación colectiva llevan meses esperando regularizar su situación. El proceso daba como plazo hasta octubre de 2015 para presentar la documentación y condiciones requeridas.

¿Qué debes saber antes de invertir en un proyecto de crowdfunding?

Entre ellas, se encontraba el desembolso de un capital social inicial de 60.000 euros (o un seguro de responsabilidad social, un aval u otra garantía que cubriera 300.000 euros por daños y hasta 400.000 por otros perjuicios), estatutos sociales, declaraciones de honorabilidad de los gestores, un listado de accionistas de referencia, un plan de negocio para el primer año de actividad y un protocolo de confidencialidad de los datos de los clientes.

A partir de aquí, las plataformas en marcha podían seguir operando hasta la obtención de la licencia. De no lograrlo, las compañías de crowdfunding tenían 15 meses para culminar proyectos en marcha y dejar de operar.

Pese a la falta de regulación de las plataformas de crowdfunding hasta el momento, este negocio se ha disparado en el último año. Tomando sólo los datos de las firmas españolas, la concesión de los préstamos colectivos ha crecido hasta los 15,9 millones entre enero y mayo de este año, frente a los 16,8 millones de euros de todo el 2015.

Vía | CincoDías

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.