Innovación

Jaguar Land Rover probará sus coches autónomos a finales de este mismo año

Coche autónomo

En los próximos cuatro años, Jaguar Land Rover desplegará una flota de 100 coches autónomos en Reino Unido para comprobar la fiabilidad de esta tecnología.

El coche autónomo parece que ya no es un coto cerrado de Google, Uber o Tesla. Y es que, cada vez más y más compañías -principalmente los grandes fabricantes automovilísticos del mundo como BMW o General Motors– se están introduciendo a este modelo de vehículo del futuro. El último ejemplo es el de Jaguar Land Rover, la mayor firma británica de este sector y líder en el terreno de los 4×4 y las berlinas de lujo, que creará una flota de 100 vehículos inteligentes en los próximos cuatro años.

Los primeros coches autónomos de Jaguar Land Rover llegarán a las carreteras antes de que acabe este mismo año, recorriendo una ruta de 66 kilómetros en las cercanías de la sede central y las fábricas de este fabricante en Inglaterra. Un trayecto que, al igual que en los tests de Google, incluirán tanto rodaje por autovías como por vías urbanas. Así lo está haciendo, también en suelo británico, Ford, mientras que Volvo comenzará sus tests en la isla en 2017.

En ese sentido, y tal y como recoge la agencia Reuters, el gobierno británico anunció en marzo que los coches autónomos podrán circular en pruebas por sus autovías (siempre con un humano dentro del vehículo y con capacidad real de tomar el control del vehículo); al mismo tiempo que se está impulsando una consulta pública para permitir al público en general usar automóviles sin conductor de cara al año 2020. Para ello, aún hay que superar algunos obstáculos legales, como determinar de cara a los seguros de quién sería la culpa en caso de accidente.

La tecnología de Jaguar Land Rover

La tecnología que Jaguar Land Rover implementará en sus vehículos autónomos es muy similar a la de otros proveedores rivales en este segmento, incluyendo una vista avanzada en tres dimensiones de la calle, capaz de reconocer la distancia entre coches por medio de una suerte de señal de radio, que también servirá para detectar barreras físicas en su camino.

Gracias a estas innovaciones, los automóviles inteligentes de esta firma podrán ayudar a mejorar el flujo de tráfico, la congestión en las grandes ciudades y, por supuesto, reducir el potencial de accidentes causados por los errores y despistes humanos.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.