Innovación

Investigan cultivos que consumirán nitrógeno del aire

Un equipo de españoles y norteamericanos financiados por la fundación de Bill Gates está logrando que las plantas “coman” nitrógeno del aire y reducir así el uso de fertilizantes sintéticos.

¿Qué puede unir a investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid, a un equipo del prestigioso MIT y a la Fundación Bill & Melinda Gates? Algo tan simple pero esencial como el campo. Y, para ser más exactos, cómo lograr que los cereales puedan crecer con el nitrógeno del aire y con menos fertilizantes.

Para ello, los científicos están logrando avances en la transferencia de genes de nitrogenasa a plantas. Hasta ahora, ya han logrado controlar la expresión de 9 genes de nitrogenasa al genoma de la levadura Saccharomyces cerevisiae.  El interés en este proceso radica en que, aunque el nitrógeno es el principal componente de la atmósfera, es biológicamente inactivo para plantas, hongos y animales. Solo algunas bacterias llamadas diazótrofos -o comedores de nitrógeno- son capaces de convertir gas nitrógeno en amoniaco, que luego es utilizado por ellas mismas y otros organismos vivos para crear biomasa.

Los diazótrofos consiguen fijar el nitrógeno del aire gracias a que usan una enzima de dos componentes llamada nitrogenasa. Sin embargo, las plantas carecen de nitrogenasa, de modo que no pueden “comer” nitrógeno.  Mediante la transferencia de genes de nitrogenasa a los cultivos se podrán crear plantas diazotróficas y, por lo tanto, campos mucho menos dependientes de los fertilizantes sintéticos de nitrógeno.

Cae un 30% la inversión en startups tecnológicas dedicadas a la agricultura

Debido a que la nitrogenasa es destruida por el oxígeno, se ha asumido desde hace mucho tiempo que no funcionaría en las células de plantas, animales u hongos, puesto que todas ellas usan oxígeno para obtener energía. Principio que, con esta investigación, queda descartado.

Como decíamos, este proyecto con marcado acento español supone un gran logro en el camino hacia la obtención de plantas capaces de captar el nitrógeno del aire para producir biomasa. Y, aplicado al campo de los cereales, esto contribuirá a reducir la fertilización nitrogenada en los países desarrollados y a aumentar la producción de los agricultores de los países en desarrollo de África y Asia. 

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.