Innovación

Investigadores españoles quieren revolucionar la interacción magnética de los discos duros

La forma en que se relacionan las cabezas lectoras con los discos duros podría cambiar por completo gracias al trabajo de unos científicos españoles.

Si les mencionamos el nombre de Exchange Bias seguramente nos miren con cara de pocos amigos y un desconcierto mayúsculo. Sin embargo, este término explica una interacción de superficie muy importante, tanto a nivel científico como industrial, que permite el correcto funcionamiento de las cabezas lectoras de los discos duros o el funcionamiento de algunos tipos de memorias magnéticas.

Pero, desde el descubrimiento del Exchange Bias hace 60 años y a pesar de su inmensa relevancia a nivel científico e industrial, sólo se ha conocido un mecanismo físico para promover el Exchange Bias, que es la activación térmica de los momentos magnéticos en la interfaz entre el antiferro y el ferromagnético. Esto se suele conseguir calentando la muestra y enfriándola en presencia de un campo magnético externo.

Hasta ahora, ya que un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha descubierto un nuevo mecanismo físico para generar esta interacción. Ellos han desarrollado muestras que permiten una cristalización espontánea a temperatura ambiente del material antiferromagnético. Según avanza la cristalización, afirman los científicos, se va estableciendo el Exchange Bias con una energía incluso superior a la que se consigue con el procedimiento tradicional (enfriar en presencia de campo magnético).

Científicos españoles logran ‘clonar’ nanopartículas de oro

Este nuevo mecanismo físico, más allá de las implicaciones científicas fundamentales derivadas, permite seleccionar con mucha facilidad la dirección preferente del Exchange Bias y controlarlo a nivel microscópico, lo cual puede tener mucha utilidad a nivel industrial.

En el trabajo, que ha sido publicado en la revista Nature Materials, una de las más prestigiosas en este campo a nivel internacional, han participado también el IMDEA Nanociencia (donde se tomaron fotografías magnéticas de las muestras), el CSIC y la Universidad de York, esta última, sede de uno de los principales grupos de investigación en Exchange Bias.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.