Innovación

España invierte en I+D+i un 39% menos que la media de la UE

La Inversión en I+D+i 2017, realizado por investigadores de EAE Business School

La inversión española en I+D+i crece un 5,5% en el último año, situándose en 13.674 millones de euros, aunque todavía invertimos un 39% menos que la media de la UE. Para no perder los niveles actuales el gasto en esta materia debería crecer en los próximos años por encima del 4% anual.

EAE Business School ha presentado el estudio La Inversión en I+D+i 2017, un análisis de la situación de la Investigación, el Desarrollo y la Innovación (I+D+i) no solo desde el punto de vista de los avances técnicos sino también de los procesos, formas de comercialización y organización interna de las empresas. En nuestro país, las compañías con más 100 trabajadores consideradas innovadoras suponen el 28,5% del total. 

El Gobierno destina 80 millones de euros para financiar proyectos de I+D en el sector TIC

El informe señala la gran bajada de la inversión en este ámbito durante los años de crisis, ya que entre 2010 y 2015, se situó en 1400 millones de euros, suponiendo una caída de un 9,71%. Solamente en 2015 el PIB  retornó a los niveles de 2010, implicando una subida en I+D+i del 5,5%, tanto a través de la administración pública como de la enseñanza y la empresa privada. Gran parte de esta responsabilidad la tiene el incremento de las exportaciones, que demandan un crecimiento de la apuesta en I+D+i para no perder competitividad y presencia en mercados exteriores.

El I+D+i en España, alejada de Europa

Si analizamos los sectores, el gran ascenso en la inversión está protagonizado por el sector textil, que sube un 66%, mientras que los servicios financieros descienten un 30%. El informe de EAE concluye que nuestro gasto en I+D+I debería crecer en los próximos años por encima del 4% anual para, al menos, no perder los niveles actuales. También es importante que las empresas apuren su proceso de transformación digital para maximizar beneficios.

Nuestra competitividad es relativa, estando muy alejados de los países de referencia para nuestra economía y viendo aumentada cada año la distancia con ellos. Mientras que en otras regiones los esfuerzos en I+D+i  en la mayor parte de regiones cercanas apenas crecieron, en nuestro país decrecieron un 9% acumulado. Y el propio continente europeo tiene una inversión mucho menor que la asiática, pese a tener el doble de investigadores.

Cómo Islandia ha logrado decir adiós a su crisis financiera

Atendiendo a la inversión pública y privada española, la primera se sitúa en el 19% y la privada en el 52% estando en el puesto número 18 de la Unión Europea. Por Comunidades Autónomas, en 2015 fueron la Comunidad de Madrid (38,0% del gasto total nacional), Cataluña (24,3%) y País Vasco (9,5%) las que más invirtieron más gasto en innovación tecnológica. Por su parte, las empresas de Cataluña, Andalucía y Valencia son aquellas que más invierten en personal para llevar a cabo medidas innovadoras. En el lado contrario, Castilla y León, Galicia o Aragón destacan por tener unos gastos de personal vinculado a la innovación inusualmente bajos.

En nuestro país la inversión correspondería a 283 euros por habitante, situándose en el 1,22% y suponiendo un 39% menos que nuestros socios comunitarios. Las empresas innovadoras europeas invierten entre un 1% y un 6% de su volumen de negocio, y más de tres cuartas partes de ellas tienen pensado mantener o incrementar dicha inversión en el corto plazo.

Desde la escuela de negocios subrayan que los tres motores principales de la economía durante la próxima década serán la economía verde y las innovaciones vinculadas con ella, el sector sanitario y el de las tecnologías de la información y la comunicación. Sin ir más lejos, para  2020 podrían crearse más de 125.000 empleos si se innovan las fuentes de producción de energía primaria hacia fuentes renovables.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.