Innovación

La inteligencia artificial de Google aprende a guardar secretos

La inteligencia artificial de Google crea un sistema de cifrado capaz de guardar secretos

Continuamos asistiendo a los importantes avances en materia de inteligencia artificial impulsados por gigantes como Google. Su sistema de cifrado ya es capaz de guardar secretos, acercándose cada vez más a las cualidades humanas.

Por todos es sabido el interés de Google en la inteligencia artificial y su interés por liderar su implantación en el futuro. Los investigadores del departamento Google Brain han publicado una reciente investigación que muestra que los ordenadores y sistemas de deep learning son mejores cifrando que descifrando. Para averiguarlo, realizaron un experimento ordenando a dos sistemas inteligentes que se comuniquen entre ellos de manera cifrada e indicándole a un tercero que intente romper el cifrado. 

¿Y si la inteligencia artificial necesitara al hombre para analizar Big Data?

Así, en el estudio titulado “Aprendiendo a proteger comunicaciones con criptografía neuronal adversa”, los investigadores relatan la creación de dos redes neuronales llamadas Bob y Alice, las cuáles compartían un llave secreta. Por otra parte, a una tercera red neuronal llamada Eve se le encomendó la tarea de interceptar la información transmitida entre las dos primeras y descifrarla.

Puedes leer el estudio completo en el siguiente enlace.

¿Cómo cumplieron su misión Alice, Bob y Eve?

Alice y Bob, los guardianes del secreto en forma de clave cifrada, superaron la prueba con éxito, siendo capaces de desarrollar un sistema de cifrado increíblemente avanzado, hasta en estándares humanos. La parte negativa corrió a cargo de Eve, puesto que su sistema de inteligencia artificial no fue capaz de romper el código creado por sus semejantes.

A pesar de no haber completado su misión, Eve también mostró excelentes síntomas de mejora en el desarrollo del algoritmo de descifrado.

La parte más llamativa y positiva de este experimento es que medida que Eve intentaba romper el sistema de cifrado, éste era mejorado de manera continua por sus creadores no-humanos, Alice y Bob. Los resultados demuestran que, al igual que en los seres humanos, las redes neuronales son mucho mejor cifrando que descifrando códigos secretos, algo que no es tan sorprendente si reparamos en que este tipo de sistemas guardan semejanza con nuestra estructura cerebral.

Vía | TechCrunch

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.