Innovación

Instant Lab: convertir las fotos del iPhone en analógicas

Hace unos años, unos soñadores se juntaron para salvar de la desaparición a las cámaras Polaroid. Se bautizaron como The Impossible Project y se lanzaron a crear prácticamente desde cero el material básico para crear las fotografías instantáneas de la mítica cámara de fotos. Recuperaron la antigua fábrica de película para Polaroid en Enschede y recuperaron la memoria de las míticas Polaroid.

Ahora, unos años después de poner en marcha y alcanzar el éxito con un proyecto tan exótico como el de recuperar lo analógico en los tiempos de lo digital, han vuelto a lanzarse con otro proyecto sorprendente: quieren crear una suerte de cámara oscura para iPhone. En unos minutos, las fotografías tomadas con el popular smartphone de Apple se podrían convertir – gracias a este dispositivo – en una instantánea propia de una Polaroid.

El dispositivo ha sido bautizado como The Instant Lab y es, como su nombre indica, un laboratorio instantáneo.

“The Instant Lab es la respuesta de Impossible a una pregunta que nos hemos estado haciendo durante mucho tiempo”, explica en un comunicado Florian Kaps, el fundador de The Impossible Project. “¿Existe alguna manera realmente analógica para convertir nuestras imágenes de todos los días del iPhone en esas fotos únicas, reales y mágicas que tanto nos gustan?”.

The Instant Lab es una especie de caja negra en la que se procesa todo el camino necesario para conseguir una foto. Sólo hay que lanzar en el iPhone la app de Impossible, desplegar el acordeón negro de la parte superior, colocar el iPhone en la parte de arriba y pulsar el disparador que hará que la fotografía sea capturada y transmitida al papel fotográfico.

La compañía también ha optado por una forma diferente para lanzar este proyecto desde el mundo de las ideas – y los primeros prototipos – hasta el de la realidad comercial. Impossible ha lanzado una campaña en Kickstarter para captar los fondos necesarios para su fabricación (250.000 dólares). La campaña se cerrará el próximo 8 de octubre y permite a quienes participen hacerse ya con un The Impossible Lab a mitad de precio.

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico