Innovación

Una incursión en los proyectos ‘X’ levanta emociones en Google I/O

atap
Escrito por Mihaela Marín

El jueves de esta semana fue el que más entusiasmo generó entre los participantes del evento I/O de Google. Después de la keynote presentada un día anterior, la multitud de gente reunida en el Moscone Center de San Francisco esperaba con muchas ganas echar un vistazo al avance de los proyectos más atrevidos de su división ‘moonshot’ o  Google X. La bien recibida presentación del equipo ATAP demostró que el público presente allí disfrutó del último día del evento I/O en un ambiente muy animado. Paul Eremenko y Regina Dugan consiguieron una oleada de aplausos después de adelantar novedades sobre Tango y Ara, dos de los proyectos más conocidos entre los once que forman la actividad del grupo de desarrolladores. Los exingenieros de DARPA tienen la experiencia de llevar a cabo proyectos de objetivos ambiciosos a corto plazo así que las ideas de Google no podrían estar en mejores manos. Y para convencer más Regina Dugan llamó a su “pequeño grupo de piratas” en el escenario para hacer una corta demostración del avance que habían logrado.

El proyecto Tango, presentado en una tableta 

tablettango

El jefe de proyecto Johnny Lee fue el encargado de la presentación de Tango, una tecnología para smartphone o tablet que permite escanear y obtener imágenes en tres dimensiones del entorno a través de un sistema de cámaras y sensores. La sesión empezó con una serie de demos que Lee había preparado para enseñar cómo movía una tablet que usaba Tango a su alrededor para crear mapas 3D en tiempo real.

“Imagínate que las direcciones para ir a tu destino no se pararan enfrente de la puerta pero que te digan exactamente dónde ir y que hacer”, dijo el líder del proyecto que anteriormente de llegar a Google ayudó a Microsoft a desarrollar Kinect. Con otra demostración que era un juego de realidad virtual donde interactuaba con los personajes consiguió mostrar el verdadero potencial de los sensores de Tango para capturar un mapa del entorno muy parecido a lo que nuestra percepción de profundidad nos puede devolver en una situación real. La audiencia pudo experimentar por la primera vez esta tecnología desde una tablet expuesta para pruebas.

El proyecto Tango del grupo ATAP es uno de los más avanzados si lo comparamos con el prototipo del smartphone modular que todavía está en fase de inicio. Aunque de momento no conocemos todos los detalles al menos sabemos, después de la noticia de Google de jueves, que para el año que viene nos podemos esperar a ver el proyecto Tango en una tableta fabricada por LG.

 

Ara, un proyecto a largo plazo

ara

El prototipo del smartphone modular se vio por la primera vez ayer, en la conferencia I/O de Google, en una sesión coordinada por el mismo jefe de proyecto, Paul Eremenko. No ha sido una de las demostraciones más completas debido a la etapa incipiente en la que se encuentra el desarrollo pero al menos ha conseguido que el público vea el prototipo en su primera fase desde la última conferencia de abril. El dispositivo constituido por módulos que se pueden sustituir tendrá el principal objetivo de crear nuevas oportunidades para los desarrolladores. Los componentes modulares, según Eremenko, cambiarán la forma en la que la innovación pasa en el espacio del hardware, para hacerla más parecida al modelo del software. Por otro lado los usuarios tendrán la posibilidad de construir sus propios dispositivos componente por componente sin tener que depender de la capacidad tecnológica limitada que tiene integrada un smartphone desde su fabricación. Realizar este plan ambicioso no será una tarea fácil y el líder del proyecto lo ha reconocido abiertamente. La mayoría son retos que se plantean a nivel técnico como por ejemplo transferir los datos desde los módulos a la estructura usando distintos conectores. El software también tendrá que pasar por pruebas sistemáticas para comprobar si es suficientemente flexible para soportar la modularidad del dispositivo.

Está claro que Ara es un proyecto tan complejo que incluso el equipo tan experimentado de ingenieros invertirá mucho tiempo y esfuerzo para sacarlo adelante. Eremenko en cambio tiene confianza en dar con la ideas correctas y para ello lanza una competición que recompensará al desarrollador del mejor módulo para Ara con un premio de cien mil dólares y un viaje a la siguiente conferencia. Parece que los programadores tendrán unos buenos motivos para empezar a trabajar en uno de los primeros componentes que formarán la estructura del smartphone modular.

 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.