Innovación

La impresión 3D llega al espacio

3d-printer-microgravity-flight-test
Escrito por Rafael Claudín

La primera impresora 3D con destino estratosférico visitará la Estación Espacial Internacional en próximo mes de agosto.

En agosto, una cápsula Dragon, no tripulada, impulsada por el cohete Falcon 9, ambos de la compañía privada Space X, enviará a la Estación Espacial Internacional el pedido del mes. Esta vez, junto al cargo habitual (galletas Oreo y demás), la cápsula albergará un elemento de excepción: una impresora 3D especialmente preparada para la dura vida en el espacio.

La impresora tiene que soportar, para empezar, la convulsa salida del planeta Tierra para llegar intacta y completamente funcional a la Estación. Una vez allí, se utilizará en principio para imprimir piezas de reemplazo, reduciendo la necesidad de envíos desde la Tierra. Claro que, teniendo en cuenta la criticidad de la tarea, lo primero que harán con las piezas será enviarlas de vuelta al planeta para su exhaustiva revisión.

Será un set de 21 piezas, algunas de ellas herramientas y otras componentes de prueba, que tendrán que soportar intactas la convulsa reentrada a la atmósfera terrestre. Las mismas piezas se han puesto a prueba aquí en la Tierra, pero es necesario comprobar si la gravedad cero puede afectar a la impresión de los materiales.

Claro que la responsable de la tarea no será una impresora 3D cualquiera. Se trata de un hardware diseñado especialmente para la ocasión, obra de la compañía Made In Space, una startup creada también para la ocasión con la estrecha colaboración de la NASA. La compañía se ha basado en una técnica de impresión llamada de “extrusión aditiva”, que permite crear objetos capa a capa partiendo de materiales como polímeros y metales. Era de esperar que para el espacio no sirviera un filamento cualquiera.

Acceso al espacio ‘sin precedentes’

La impresora se instalará en el Microgravity Science Glovebox de la Estación, desde donde realizará sus maravillas en microgravedad. Una vez se haya comprobado su capacidad real de fabricar componentes útiles, se convertirá en un componente más de la EEI. Y, quizá, sea un juguetito al que se tenga acceso desde la Tierra, a juzgar por las palabras de Aaron Kemmer, CEO de Made In Space, citado por Space.com: “Superar las pruebas finales y enviar el hardware son hitos significativos, pero en última instancia llevan a uno incluso más importante: la capacidad para cualquiera en la Tierra de tener la opción de imprimir objetos en la Estación Espacial Internacional. Se trata de un acceso al espacio sin precedentes.” Se diría que van a darle acceso al común de los mortales, aunque no tengo muy claro para qué querría el común de los mortales imprimir algo en el espacio.

El siguiente paso sería, como nos ha recordado la ciencia ficción más de una vez, la posibilidad de imprimir los alimentos. Ya ha habido experimentos de impresión 3D de, por ejemplo, hamburguesas, aquí en la Tierra. No sé si me fiaría mucho de ellas, pero superar a las del ‘burguer’ no parece muy complicado. Y, en todo caso, la NASA se está planteando seriamente esa posibilidad. En un viaje a, por ejemplo, Marte, podría ser una excelente opción para alimentar a la tripulación.

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.

  • David del Fresno

    Hace ya decenas de años que Stratasys hizo (con éxito) pruebas de impresión 3D en condiciones de gravedad cero, e incluso girando la máquina a 90 grados. (Cfr.: Robert Crockett, Ph.D., Rapid Prototyping Center, Milwaukee School of Engineering, Milwaukee, WI 53202; Dan Petersen, Manufacturing, Materials & Process Technology Division, NASA Johnson Space Center, Houston, TX 77058; and Ken Cooper, Rapid Prototyping Laboratory, NASA Marshall Space Flight Center, Huntsville, AL 35812: “Fused Deposition Modeling in Microgravity”)