Innovación

Imágenes 4K y 3D en el ámbito sanitario

Sony-4K-medical-monitor-31-inch-LMD-X310MD-small

Los monitores que ofrecen imágenes de alta calidad pueden ser unas herramientas médicas de valor incalculable, tanto si se trata de la profundidad mejorada de una imagen 3D, como del aumento en el nivel de contraste, resolución y detalle a través de la tecnología 4K.

A pesar de que las tecnologías 3D y 4K no se han conseguido democratizar en nuestros hogares, puede que ambos avances en la visualización de imágenes consigan tener un hueco en un segmento vital para nuestra sociedad: la sanidad.

En ese sentido, los monitores de alta calidad pueden ser unas herramientas médicas de valor incalculable, tanto si se trata de la profundidad mejorada de una imagen 3D, como del aumento en el nivel de contraste, resolución y detalle a través de la tecnología 4K. Por ello, la tecnología de visualización de última generación ahora forma parte de un arsenal de equipos médicos y es un recurso imprescindible para todas las unidades de un entorno médico.

3D en sanidad

En concreto, las imágenes 3D proporcionan una mayor profundidad durante las intervenciones y garantizan la eficacia en el ámbito de la formación y la educación.  Los médicos obtienen un nivel de visualización que nunca pudieron alcanzar con el 2D.

3dglasses

Asimismo, los profesionales de la medicina también cuentan con las mayores opciones de grabación y visualización en 3D frente al 2D, las cuales proporcionan a los cirujanos una profundidad de campo más realista y les permite explorar perfectamente en las intervenciones.

4K aplicado a la salud

La captura y visualización en 4K también está expandiendo con rapidez las limitaciones visuales de los equipos médicos. El 4K ofrece una resolución cuatro veces superior a la del HD, lo que se traduce en imágenes prácticamente sin pixelación, así como una mayor sensación de profundidad de la imagen para los cirujanos y sus equipos.

LG 4K Ultra HD 84-2

En esta línea, la tecnología 4K ofrece la máxima resolución que puede encontrarse actualmente en el mercado, como una ventana a nuestro organismo, lo que resulta vital para procedimientos mínimamente invasivos, procedimientos de microcirugía, como neurología y oftalmología, y para la cirugía general abierta, al igual que para el ámbito de la educación y la formación.

Y es que, los equipos médicos que utilizan los monitores 4K también tienen la posibilidad de obtener una vista «en cuatro partes» de cuatro señales Full HD (1920×1080) en un mismo monitor, lo que les ayuda a observar distintas fuentes.  Es importante señalar este detalle, ya que los monitores HD que hay actualmente en el mercado solo podrían mostrar una cuarta parte de la resolución HD en cada cuadrante porque no admiten la resolución 4K. 

De este modo, los cirujanos ahora podrán ver de forma simultánea cuatro fuentes en Full HD, como pueden ser una cámara endoscópica, la cámara del quirófano, un examen radiológico y las vitales del paciente.

SONY, precursora de este traslado del 3D y el 4K a la sanidad

Uno de los proveedores que lideran esta transición del 3D y el 4K del entretenimiento y ocio doméstico hacia el campo de la salud es SONY. En concreto, la firma japonesa acaba de presentar un visor de montaje en cabezal médico 3D HMS-3000MT que proporciona una experiencia de formación quirúrgica más exhaustiva en tres dimensiones. Además, SONY ha lanzado varios monitores quirúrgicos 4K, en tamaño de 31″ (LMD-X310MD) y de 55″ (LMD-X550MD). Con miras a 2016, Sony presentará un grabador médico 4K, un convertidor IP médico, una versión 4K de su sistema de gestión de contenidos (CMS) y, por último, un sistema 4K integral y un flujo de trabajo médico 4K a través de IP completo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.