Cloud Innovación

Ideas para lograr un cloud computing más ecológico

Cloud ComputingAño a año las grandes empresas de Internet abren nuevos centros de datos según va creciendo el número de personas que hacen uso de servicios como Facebook o Gmail, basados en el cloud computing. Los proveedores de estos servicios aumentan notablemente el consumo de energía para mantener plenamente operativa su infraestructura. Esto ha hecho que sea necesario plantearse la incidencia de este hecho sobre el cambio climático y la necesidad de potenciar las energías verdes para poder hacer frente al crecimiento sostenido de estos servicios.Los múltiples beneficios que ha aportado la tecnología cloud computing tales como ahorro de costes, facilitar el trabajo en distintos equipos, mayor seguridad que en algunos dispositivos extraíbles… han hecho que triunfen de una manera rápida y se expandan de forma espectacular. Sin embargo, hay que tener en cuenta que suministrar millones de megas de vídeo simultáneamente o almacenar el contenido de millones de cuentas de email requiere muchísima potencia, lo que obliga a una constante renovación y ampliación de infraestructuras.

Se dan algunos casos, como el del ‘datacenter’ de Yahoo inaugurado en Buffalo (EE.UU), que recurre a fuentes de energía renovables como puede ser una planta hidroeléctrica, reduciendo de forma drástica sus emisiones de CO2. Sin embargo, esto no es siempre posible y se recurre a otras fuentes, que no resultan en absoluto ecológicas.

En un informe de Greenpeace sobre este asunto, se estima que en 2020 más de 18% de las emisiones de CO2 por el consumo de energía mundial corresponderá al realizado por las granjas de servidores y los distintos centros de datos (en 2007 estaba en un 14%). A esto hay que sumar que otro 25% corresponderá a las redes de telecomunicación y sus infraestructuras asociadas más el porcentaje correspondiente al uso de equipos informáticos y periféricos que crece de forma constante año a año.

Unos datos que han hecho que asociaciones e instituciones de varios países reclamen la necesidad de que las grandes empresas de Internet como Facebook, Google, Microsoft, Yahoo o Amazon, entre otras, se impliquen activamente en la investigación y utilización de energías renovables y políticas de medio ambiente. Es por ello, que se pide una mayor capacidad de optimización de los centros de datos existentes y en los de nueva construcción se valore un mejor diseño y una ubicación que permita alimentarse de fuentes de energía menos nocivas para el entorno.

La utilización de energías limpias en este sector no ha sido del todo eficiente para generar un cloud computing verde y ecológico. Con este objetivo ya se empezó a investigar meses atrás servidores que se alimentasen del exceso de calor que producían y en otros casos, esa energía se utiliza para calentar edifícios cercanos. Sin embargo, el impacto final de todo este desarrollo dependerá cómo maneje cada empresa que trabaje con esta tecnología la optimización de sus infraestructuras y sistemas para reducir las emisiones de gases contaminantes.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.