Innovación

Conoce la huella de carbono que generas en Internet y las redes sociales

Así es la huella de carbono que genera Internet

Cuando reflexionas acerca de destrucción de la capa de ozono o de las emisiones contaminantes, raras veces piensas en tu smartphone o en la actividad online. Te revelamos la huella de carbono que Internet y las redes sociales generan por segundo.

La huella de carbono es la medida que permite cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero liberados a la atmósfera como consecuencia de una actividad determinada, que puede incluir prestaciones de servicios, funcionamiento de compañías o fabricación de productos. Dicha cuantificación se trata de una herramienta de sensibilización fundamental para tomar conciencia del impacto que genera cada actividad en el calentamiento global.

El número de usuarios de Internet alcanza niveles récord cada año, pero ¿te has parado a pensar que por cada tuit, comentario, correo electrónico o búsqueda realizada en el todopoderoso buscador Google también se emite una pequeña cantidad de CO2? Ninguna actividad contemporánea digital está exenta de esta huella de carbono, que si bien resulta insignificante si atendemos al apartado individual, alcanza niveles estratosféricos cuando contabilizamos a todos los internautas del planeta.

En la actualidad se precisa un número colosal de centros de datos para alimentar la obsesión y la demanda de Internet en la Tierra. Para que puedas visualizar el alcance de la energía y las emisiones de carbono surgidas al calor del uso de las plataformas sociales y la red en general acompañamos este artículo de una interesante infografía interactiva firmada por Credit Angel que revela las emisiones vertidas por cada segundo.

Para combatir el cambio climático: dieta vegetariana, vida sin coche y menos hijos

En nuestro mundo moderno, Google es nuestra puerta de entrada a cualquier respuesta que estemos buscando. Como resultado, se realizan cerca de 63.000 búsquedas realizadas en el buscador cada segundo. Combinando eso con el hecho de que la búsqueda promedio produce alrededor de 0,2 g de CO2 y la cantidad de emisiones es bastante notable. Por ello, florecen alternativas como el buscador verde Ecosia, que planta árboles a raíz de tus clics.

Si hablamos del email, se envían más de 2,5 millones de correos electrónicos convencionales cada segundo, cifra equivalente a 4 gramos de CO2. Sin embargo, desde McAfee, la compañía especializada en antivirus, afirman un 78% de todos los correos electrónicos entrantes son spam y que aproximadamente 62 billones de mensajes no deseados se envían cada año.

Atendiendo a algunas de las redes sociales más famosas, desde Facebook afirman que las emisiones anuales de carbono por usuario corresponden a 299 gramos de CO2, lo que es menos que preparar un café o hervir 1 taza de té. Esto es todo un logro, pero cuando hay tanta gente que usa el sitio, todavía se acumulan muchas emisiones. Por otro lado, Raffi Krikorian, un desarrollador de Twitter afirmó que cada tuit consume alrededor de 90 julios, lo que equivale a 0,02g de emisiones de CO2. Cada segundo se publican cerca de 8.000 tuits en la red social de Jack Dorsey.

Mirando a Youtube, un artículo publicado en The Guardian reveló que se emitió 1 gramo de CO2 por cada 10 minutos de YouTube vistos o 0.0017g por segundo. Cabe recordar que hace una década Google prometió ser “CO2 neutral, un objetivo que han cumplido. En 2016, las emisiones brutas de gases de efecto invernadero de Google fueron de 2,9 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono (CO2e), pero gracias a la inversión de 2.500 millones de dólares en proyectos solares y eólicos, programas de compensación de carbono y energía renovable, sus emisiones netas de carbono ahora cero en la actualidad.

Consumption and Resulting Carbon Footprint of the Internet by Credit Angel.

Infografía | Credit Angel

Fuente | Credit Angel

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.