Innovación

Hamburguesas y albóndigas de insectos, el último grito en Suiza

Hamburguesas y albóndigas de insectos, el último grito en Suiza

¿Saborearías un plato de albóndigas o una suculenta hamburguesa si supieses que está elaborada a base de gusanos? En Suiza ya es posible desde el pasado 21 de agosto gracias a la nueva línea de productos de la cadena de supermercados Coop.

La innovación en materia de alimentación, el foodtech o los alimentos transgenicos son cuestiones que están a la orden del día, buscando solucionar cuestiones como el abastecimiento de la población mundial en relación a las previsiones demográficas -dato- o la búsqueda de un modelo productivo más sostenible en la lucha contra el cambio climático.

Aunque te parezca imposible, acabarás comiendo insectos

Según un informe de la ONU publicado en 2013, la forma actual de producir carne no es sostenible para el planeta, ya que la ganadería agota valiosos recursos como la tierra y el agua -solamente en Estados Unidos, un tercio del agua se destina a la industria cárnica-. Teniendo en cuenta que la previsión para 2050 es que el mundo esté habitado por 9.000 millones de personas, muchas instituciones recomiendan alternativas con gran potencial como los insectos como fuente alimentaria. 

Productos cárnicos elaborados con bichos aterrizan en Suiza

La cadena de supermercados Coop ha puesto a la venta este mes de agosto una hamburguesa elaborada con harina de gusanos y en los próximos meses también lanzará albóndigas hechas a base del mismo alemán. Su sabor es suave y ligeramente similar al de la nuez asada, según la web Bugible, especializada en comida hecha con insectos. Por otra parte, desde Coop recomiendan consumir este alimento en pan de pita con verduras frescas y con salsa de yogur.

Un paquete de dos hamburguesas tiene un precio de 8,95 euros -7,90 euros-, un coste que también equivaldrá a un pack de 10 albóndigas, tal y como informó a Bloomberg Urs Meier, portavoz de la cadena. Por el momento se trata de un coste elevado, ya que duplica el precio de las hamburguesas de calidad bio que vende el supermercado, y quintuplica lo que valen las más baratas del establecimiento.

Para elaborar estos productos tan poco habituales en gran parte de Europa, Coop ha trabajado tres años mano a mano con la suiza Essento. Por ahora la producción se realiza en Bélgica.

Hamburguesas y albóndigas de insectos, el último grito en Suiza

Por ahora, el mayor escollo para que estos sucedáneos cárnicos se comercialicen en un mayor número de países son las barreras legales. Por ahora, además del permiso de Suiza desde mayo para vender saltamontes y gusanos, Bélgica también ha dado el visto bueno, mientras que Alemania se cierra en banda ante la propuesta. Antes de finales de 2017 los estados miembros de la UE tienen plazo para asentar una regulación adaptada a este tipo de productos.

Cabe destacar que los insectos cuentan con una amplia gama de proteínas, similar a la de la carne -ronda el 75% de su peso en seco-, y una producción más económica y que desperdicia menos recursos naturales. Además entre sus componentes también encontramos fibra, vitaminas o minerales, mientras que su contenido graso es prácticamente nulo  A nivel mundial, existen casi 3.000 especies de insectos que son consumidas por el ser humano, especialmente en las regiones de Asia y América. 

Fotografías | Tina Sturzenegger, Essento

Fuente | USA Today

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.