Energía Innovación

Hacia baterías de calcio recargables ‘made in Spain’

Un grupo de científicos españoles ha encontrado la solución a uno de los problemas de la producción de baterías de calcio recargables: encontrar cátodos que extraigan e incorporen iones de calcio de forma reversible.

Importante avance en la ciencia de materiales (y en concreto, en torno al desarrollo de las nuevas generaciones de baterías eléctricas) el que han protagonizado un equipo de investigadores del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona -ICMAB, centro perteneciente al CSIC-. Estos científicos han conseguido extraer electroquímicamente, por primera vez en la historia, calcio de un óxido metálico de manera parcialmente reversible.

¿Qué significa eso? Podría ser la solución a uno de los problemas de la producción de baterías de calcio recargables: encontrar cátodos que extraigan e incorporen iones de calcio de forma reversible

La investigación demuestra que este óxido podría utilizarse como cátodo (electrodo positivo) en futuras baterías de calcio recargables. Los resultados, publicados en la revista Dalton Transactions, suponen un paso más hacia el desarrollo de baterías de calcio recargables, una alternativa con más densidad de energía y más económica que las baterías más usadas actualmente, las de ión-litio.

Crean la primera batería de protones, que podría desbancar a las de litio

En este caso se ha utilizado un óxido de calcio-cobalto, y se ha observado cómo cambiaba su estructura una vez que el calcio se había extraído electroquímicamente. Este descubrimiento se añade al que el equipo de Palacín hizo en 2016, cuando demostró que el calcio metálico podía ser un buen ánodo (electrodo negativo) para las baterías, cuando el resto de la comunidad científica lo veía imposible.

Para llevar las baterías de calcio al mercado aún falta aumentar la reversibilidad del cátodo y optimizar todos los componentes de la batería, avisan los investigadores. De momento, no existe ningún prototipo de batería de calcio recargable. Aun así, todo el desarrollo tecnológico de las baterías de litio, que llevan cerca de 30 años en el mercado, podría servir para impulsar las baterías de calcio, una vez que se haya logrado el primer prototipo.

El estudio se ha realizado en colaboración con Toyota Motor Europe y ha dado lugar a una patente.

*Vía: Agencia SINC

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.