Innovación

El grafeno magnetizado: ¿el medio de almacenamiento de datos del futuro?

graf
Escrito por Marcos Merino

La aplicación de hidrógeno al grafeno y su posterior eliminación selectiva permitiría almacenar un millón de veces más datos que en los actuales discos duros.

Hace ya dos años, un equipo conjunto de investigadores de la Universidad Computense y de la Universidad Autónoma de Madrid fue capaz de dotar de propiedades magnéticas al grafeno. En los últimos meses ha habido cierta atención mediática sobre las investigaciones enfocadas a ir un paso más allá, dotando al grafeno de propiedades electromagnéticas, como ya contamos en TICbeat.

Ahora, investigadores de la NRL (el laboratorio de investigación de la Marina estadounidense) han vuelto a centrarse en el magnetismo del grafeno, gracias a un nuevo método que podría terminar convirtiendo a este material en un privilegiado medio de almacenamiento de datos, puesto que es capaz de multiplicar por un millón la capacidad de almacenamiento de los actuales discos duros.

Este nuevo proceso de magnetización, descrito en el número de enero de la revista Advanced Materials, es sencillo y aparentemente escalable: consiste en poner una capa de grafeno sobre un sustrato de silicio, y añadir hidrógeno a éste último sumergiendo ambos materiales en amoníaco criogénico con litio, consiguiendo así que la combinación sea ferromagnética. Lo que más sorprendió a lo investigadores fue, en palabras del Dr. Paul Sheehan (división de Química de la NRL), “que el grafeno parcialmente hidrogenado preparado gracias a este método era uniforme en su magnetismo, sin presentar, aparentemente, defectos magnéticos”.

El aspecto clave de la investigación fue el descubrimiento de que podía usarse un haz de electrones para eliminar los átomos de hidrógeno (rompiendo los enlaces entre el hidrógeno y el grafeno) selectivamente en algunas áreas que quedan así despojadas de magnetismo, el cual se mantiene en el resto del grafeno. En palabras del doctor Woo-Kyung Lee, científico de materiales de la División Química del NRL, “dado que es posible imprimir patrones de forma masiva mediante técnicas comerciales de litografía por haz de electrones, creemos que nuestro método puede ser fácilmente aplicables a la fabricación de componentes microelectrónicos”.

Los investigadores, en todo caso, no confirman el papel del grafeno como medio de almacenamiento de datos en el futuro: aún tienen que avanzar en el refinamiento de la técnica litográfica y garantizar la estabilidad de las propiedades ferromagnéticas.

Vía / Imagen | U.S. Naval Research Laboratory

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.