Innovación

Un GPS para encontrar a quién come chocolate

La publicidad puede ser muy innovadora y emplear los últimos avances de las nuevas tecnologías, aunque el giro que le pueden dar con su incorporación puede tener un toque que llega a tocar en lo siniestro. Nestlé ha lanzado una campaña de marketing en Reino Unido que emplea un GPS para encontrar a quiénes comen sus barritas de chocolate y poder así regalarles 10.000 libras esterlinas (unos 12.500 euros).

La promoción introduce en seis barritas de chocolate, de las marcas Kit Kat, Aero y Yorkie, un sensor GPS. Cuando el comprador afortunado se hace con la barrita, el sensor envía su señal y Nestlé localiza al afortunado ganador del premio, tal y como recoge Wired. La marca se compromete a localizar al ganador en 24 horas y entregarle sus 10.000 libras esterlinas. De hecho, la campaña tiene como eslogan ‘te encontraremos’.

No es la primera vez que se emplea la señal GPS para hacer campañas de publicidad. Omo, una marca brasileña de detergente del grupo Unilever, ya lo hizo en 2010, cuando incorporó a varios paquetes de detergente un GPS para localizar a los ganadores y regalarles una videocámara. Como la posibilidad de que los ganadores no abriesen la puerta era muy alta (por el alto índice de criminalidad), el dispositivo estaba preparado para poder emitir una señal sonora para confirmar que realmente estaba ahí, tal y como informaba en su momento AdAge. Sólo la parte tecnológica de esta campaña había costado un millón de dólares.

Foto cc miamism

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico