Innovación

Google ya percibe el retorno de la inversión en Google X, asegura su responsable

Google ya percibe el retorno de la inversión en Google X, asegura su responsable
Escrito por Redacción TICbeat

El gigante de Internet sigue confiando en el buen olfato de su laboratorio de investigación.

Google X, el laboratorio de investigación de Google, es una fábrica de apuestas científicas. Y ya se sabe que las apuestas pueden conllevar riesgos. No obstante, desde 2010, el gigante de Internet ha apostado por impulsar este proyecto de investigación corporativa en el que se invierten abundantes recursos sin las limitaciones que sufrieron en el pasado iniciativas similares.

Biotecnología, robótica, satélites y exploración espacial y las reseñadísimas Google Glass son algunos de los proyectos en los que trabaja el equipo de Astro Teller (en la imagen de arriba), el emprendedor y científico al mando de Google X, que ha concedido una entrevista a Bits, el blog sobre tecnología del New York Times. Y, cómo no, la pregunta sobre las Google Glass no ha podido faltar.

En sus inicios las Glass levantaron pasiones, un globo que, después de sus primeras ventas al público, aunque limitadas, pareció desinflarse, en parte debido a la propia actividad de Google, que dejó el proyecto en una especie de letargo, hasta que decidió separarlo de Google X, abandonar el programa de desarrolladores y ponerse a trabajar de forma más secreta en una versión final.

Respecto al posible hype que se podría haber generado en torno a Glass y a su valor real, Teller lo tiene claro: “Creo que cuando miremos atrás dentro de unos años, estará muy claro que las Glass han generado valor para Google”. El científico y emprendedor rechaza, así, los estudios y predicciones de analistas que aseguran que los wearables en la muñeca, como relojes y pulseras tienen más futuro que las gafas.

“Estoy seguro de que dentro de diez años, mucha gente, tampoco digo la mayoría, realizará buena parte de su consumo de información digital a través de un dispositivo que se parecerá mucho a las smart glasses. Sean o no de Google, y sean o no parecidas a las Glass en su formato actual, eso ya es mucho”, ha reflexionado.

Además, Teller considera que la sensación dominante en Google es que, hasta ahora, el retorno de la inversión generado por Google X está siendo “bastante bueno”. Cita como ejemplo Google Brain, el otrora conocido como Neural Network Project, un proyecto de inteligencia artificial que tiene que ver, entre otras cosas, con el reconocimiento de voz de Android, y explica que ya “está produciendo un valor para Google que sería comparable a los costes totales de Google X”, ha asegurado.

Por otra parte, Project Loon, el proyecto mediante el cual Google pretende llevar Internet a lugares sin conexión mediante globos que vuelan a 60.000 pies de altura y rebotan la señal WiFi gracias a le energía solar, cuenta también, según Teller, con varias oportunidades positivas en el futuro inmediato.

¿Qué obtiene Google de desarrollar e investigar prototipos que puede que ni siquiera lleguen a implantarse si su principal fuente de ingresos es la publicidad online? Según sus responsables, más y relacionado de manera más directa de lo que a primera vista pensamos, como demuestra el caso de Google Brain.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.