Innovación

Google planea un camión de reparto autónomo

logo google 2015

Google ha patentado un camión sin conductor ni responsable humano a bordo, cuyos paquetes van situados en compartimentos separados y securizados.

Si Google es el mayor referente de la actualidad en cuanto al desarrollo de coches inteligentes se refiere, copando gran parte de las licencias para este tipo de vehículos sin conductor, también lo quiere ser en el uso de esa misma tecnología para los repartos a domicilio.

Así, y mientras que Amazon sigue innovando en drones para llevar sus productos a los clientes de forma rápida y barata, los de Larry Page y Sergey Brin apuestan por camiones de reparto autónomos. En ese sentido, Google registró el pasado nueve de febrero una nueva patente para este tipo de equipos de transporte inteligentes.

Los clientes recogerán sus pedidos con un código secreto

En concreto, Google ha notificado el diseño de un camión sin conductor humano a bordo ni encargado de los paquetes a entregar, los cuales van situados en compartimentos separados y securizados.  Estos vehículos montarán la misma tecnología de los coches que Google ya está probando en carretera, capaces de detectar obstáculos y reconocer señales en sus trayectos.

Para las entregas, el camión de reparto que idea Google se detendrá en las cercanías del domicilio del cliente y lo avisará de su llegada, presumiblemente a base de un correo electrónico o un SMS. Según indican en Computerworld, el cliente deberá acercarse al vehículo y teclear un código en un monitor específico para poder recoger su paquete.

Google quiere eliminar al hombre del volante

Esta nueva patente refleja que el interés de Google por el coche autónomo no se queda en una mera curiosidad científica, sino que están buscando aplicaciones comerciales directas más allá de la venta de estos vehículos al consumidor final.

En ese sentido, Google sigue invirtiendo gran cantidad de dinero en este proyecto. Recientemente, Alphabet anunció que sus coches autónomos llegarán a las calles de una nueva ciudad norteamericana, concretamente a las carreteras de Kirkland, en la zona de Washington

Recordemos que, tanto en el caso de coches como de camiones de reparto, la gran ventaja de estos desarrollos es la mayor seguridad en los desplazamientos por ciudad de estos automóviles. Así, los conductores humanos tienen una media de 4,2 accidentes por cada 1,6 millones de kilómetros rodados, mientras que los coches autónomos reducen esa cifra una cuarta parte: a 3,2 accidentes por cada 1,6 millones de kilómetros, de acuerdo a un estudio hecho público en los últimos meses.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.