Innovación

Google patrocina un premio para enviar un vehículo a la Luna

Moon-surface
Escrito por Marcos Merino

30 millones de dólares esperan al primer equipo capaz de aterrizar en la superficie lunar, recorrerla y fotografiarla.

La Fundación X Prize es una organización sin ánimo de lucro que destaca en la búsqueda de soluciones a problemas complejos de carácter técnico o científico, a través del uso de concursos públicos y premios en metálico. Se inspira en el Orteig Prize que, en los años 30 del pasado siglo, motivó a Charles Lindbergh a hacer el primer vuelo sin escalas cruzando el Atlántico, entre Nueva York y París.

El primer premio convocado por la X Prize fue el Ansari X, destinado a promover la creación de un vehículo de turismo espacial (sería ganado por el proyecto Tier One ocho años después). Ahora, y tras haber abordado en este tiempo otros campos (genética, medicina o ciencias oceánicas), la fundación ha retomado, con el patrocinio de Google, el campo de la exploración espacial a través del premio Lunar X, destinado a promover el envío de un vehículo de exploración lunar a nuestro satélite, con la condición de que recorra al menos medio kilómetro sobre la superficie, y envíe imágenes y vídeos de alta definición durante el proceso.

El monto total del premio (dividido en varios objetivos), que asciende a 30 millones de dólares, sirvió para generar una guerra comercial espacial en la que 30 equipos empezaron compitiendo para ser los primeros en mandar su propio explorador lunar. A día de hoy, ese número se ha reducido a 18 equipos, de los cuales 5 han sido seleccionados para optar a 6 millones de dólares adicionales en base a logros: para éstos se abre ahora y hasta septiembre un proceso demostración de la capacidad de su tecnología para cumplir esos logros en pruebas llevadas a cabo en la Tierra. Si tienen éxito, lograrán acceso a los fondos necesarios para financiar el viaje lunar.

Estos equipos son los siguientes:

Astrobotic – Estados Unidos, impulsado por la Universidad Carnegie Mellon. Su vehículo, apoyado en el uso de paneles solares, despegaría de Cabo Cañaveral para aterrizar en el Mar de la Tranquilidad, cerca de la bandera transportada por el Apollo XI).

Hakuto – Japón. Su vehículo utiliza un diseño innovador en el que un pequeño rover de 2 ruedas es desplegado desde uno mayor de cuatro. Se han financiado usando también crowdfunding, regalando mini-rovers a sus donantes.

Moon Express – Mountain View, Estado Unidos. Para ellos ganar el Google Lunar X Prize es sólo un medio para un fin: son una compañía dedicada a la minería del Helio-3 de la superficie lunar.

Part-Time Scientists – Alemania. Primer equipo en entrar a competir. Su modelo de vehículo explorador es tradicional.

Team Indus – Nueva Delhi, India. Tienen planificado lanzar 2 vehículos por separado para aumentar las posibilidades de éxito. En despegue se realizaría desde una isla de su país.

El caso de Moon Express no tiene nada de excepcional: el director de la Fundación X Prize ya indicó cuando convocó el concurso en 2011 que el objetivo del mismo era poner en funcionamiento nuevos negocios mucho más lucrativos que el mismo premio. La extracción de Helio-3, potencial combustible de reactores de fusión, se ajusta bien a esa idea.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.