Innovación

Google Glass rastreará todo lo que veamos

Escrito por Inma Rico

Google ha registrado una patente con la que podría realizar un seguimiento de lo que un usuario visualiza llevando puesto un dispositivo como Google Glass.

¿Te imaginas que Google pudiese hacer un seguimiento de todo lo que ves? Da miedo, ¿verdad? Pues este hecho podría estar más cerca de la realidad de lo que parece, ya que la compañía ha registrado en la oficina de patentes de EE UU una tecnología pensada para conseguirlo.

Parece ser que las polémicas Google Glass van a seguir dando que hablar, ya que la compañía ha registrado la patente de una nueva tecnología que permitirá realizar un seguimiento de lo que vemos, monitorizando las pupilas de los usuarios de “un gadget pensado para llevar puesto en la cabeza”. Presumiblemente, este dispositivo que se menciona de forma indefinida en el registro podría ser perfectamente el famoso invento de Google, que además llegaría a interpretar, incluso, las emociones de las personas que lo llevan puesto.

Según se ha explicado en el registro de la oficina de patentes, el sistema consiste en un servidor conectado a la red que recibe la información de las escenas que está visualizando el usuario con el dispositivo y transfiere los datos sobre el punto concreto que está observando; posteriormente, estos datos se procesan y se identifican con determinados artículos sobre los que se hace un seguimiento y que están asociados a una prebúsqueda que queda latente. Cuando el usuario vuelve a visualizar la misma escena, la prebúsqueda se activa automáticamente y ofrece la información pertinente sobre esos objetos.

La idea de Google es sacar rentabilidad a esta tecnología basándose en un modelo de “publicidad de pago por visualización”, ya que el sistema permitiría conocer a la compañía el anuncio que está viendo el usuario en un determinado momento y cobrar a los anunciantes por ello. Este sistema no tiene por qué estar limitado a los anuncios online si no que se podría extender a carteles, revistas, periódicos y cualquier otra forma de medios impresos convencionales.

El registro de esta patente ha sido descubierto por Fast Company, sin embargo, Google dice que muchas de las ideas que piensan no llegan a madurar ni tienen una proyección comercial. ¿Será este el caso? El tiempo lo dirá.

Sobre el autor de este artículo

Inma Rico