Innovación

Gobierno ejecuta un tercio de los fondos que presupuesta para I+D

gobierno I+D
Escrito por Ana Muñoz

El Gobierno ejecutó un tercio de los fondos destinados a I+D e innovación en 2015. Si tenemos en cuenta que el año anterior fue del 50%, la cifra es mejorable.

Las lagunas que tenía la apuesta española por la innovación han aumentado por la crisis. Por un lado, el problema se debe a que en España se invierte poco por parte del sector público, pero en el privado ocurre lo mismo. Aunque todo se puede mejorar.

¿Cómo? En primer lugar, hay que tener en cuenta que en 2014 el Gobierno sólo ejecutó un tercio de los fondos destinados a I+D e innovación. Si tenemos en cuenta que en otros ejercicios este porcentaje rondaba el 50%, es optimizable.

En el caso del fomento y coordinación de la investigación científica y técnica, el porcentaje de ejecución de las cuentas públicas fue del 31,9% en 2014, mientras que para innovación y desarrollo tecnológico esa cifra es del 35%.

Como ha explicado Juan Mulet, autor del Informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada y exdirector de la fundación Cotec, eso se debe a que una gran parte de esos fondos de I+D e innovación que el Gobierno otorga son préstamos públicos que las empresas no piden.

España sigue aléjandose de los referentes en I+D

Además, el economista ha señalado que las ayudas fiscales de este tipo “ayudan muy poco”. “La fiscalidad se aplica sobre los beneficios, por lo que las empresas que necesitan ayuda y no tienen ganancias, no pueden beneficiarse de ella”, ha criticado Mulet.

Además, hay que tener en cuenta que, hasta 2012, había una diferencia de más de 600 millones de euros entre las deducciones que se podían coger las empresas por I+D e innovación y las que realmente se aplicaban.

Todo esto tiene como consecuencia una menor innovación en las empresas tecnológicas españolas. Concretamente, este tipo de compañías que se han reducido un 56% entre 2008 y 2014, desde 42.206 a 18.511.

Pese a ello, Mulet ha señalado que el sistema español ha aguantado la crisis, ya que ha resistido mejor que en otros periodos de dificultades económicas.

En este sentido, el experto ha destacado que, a pesar de que las inversiones en innovación en las empresas españolas caigan, los gastos corrientes se han mantenido desde 2008.

Vía | ABC

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.