Innovación

GMV muestra los últimos diseños en robótica desarrollados en España

Escrito por Inma Rico

La III Jornada de Robótica celebrada esta semana en Madrid nos ha dejado interesantes desarrollos. Te mostramos algunos de ellos.

La III Jornada de Robótica, organizada por el grupo tecnológico español GMV, nos ha dejado ver esta semana los últimos diseños desarrollados conjuntamente por la industria y la universidad en el terrario de la firma. Avatar ONE EOD, W-WAM, Rosphere, MoonHound y Teodor han sido algunos de los ejemplares mostrados.

Avatar ONE EOD es un robot móvil que ha sido diseñado por Robomotion y su función es llevar a cabo acciones militares tácticas de reconocimiento, vigilancia, manejo de objetos que sean peligrosos para las personas o que estén en entornos de alto riesgo. De pequeño tamaño, el dispositivo se puede llevar en cualquier vehículo, o incluso en una mochila, con lo que puede ser transportado por un solo operario. Para realizar su trabajo, cuenta con un brazo manipulador, un centro de comunicaciones por fibra óptica y un sistema de control remoto para realizar las operaciones a distancia.

Diseñado por Robomotion, Avatar ONE EOD ha sido pensado para su uso en acciones militares.

X-WAN, esta vez desarrollado por Robotnik, consiste en un robot manipulador que puede llevar a cabo funciones tanto en el interior de un local, casa, edificio, como en el exterior. Su principal característica es que soporta objetos de peso (tienen una capacidad de carga de hasta 4 kilos), como puede ser una mesa y, según sus desarrollados, puede tener usos prácticos en áreas tan diversas como la investigación y la educación, la vigilancia y el sector militar o el manejo remoto de objetos.

Robotnik propone un robot manipulador que puede manejar objetos de peso.

Desde la Universidad Politécnica de Madrid, por su parte, se ha dado a conocer a Rosphere, un robot esférico, motorizado y autónomo que ha sido diseñado para realizar misiones en entornos salvajes o agrestes. El dispositivo no cuenta con brazos articulados ni volantes, sino que rueda sobre sí mismo, y es similar a la rueda de juegos que se utiliza para los hámsteres.

Rosphere es un robot esférico de un aspecto similar al de la rueda de juegos de un hámster.

MoonHound, otro de los inventos robóticos mostrados, es un vehículo autónomo y eléctrico, que ha sido diseñado para realizar misiones de exploración espacial. El dispositivo ha sido desarrollado por la propia GMV en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid y cuenta con un sensor láser 3D que reconoce el terreno.

MoonHound es un vehículo automatizado para misiones espaciales, que ha sido desarrollado por GMV y la Universidad Politécnica de Madrid.

Por  último, la colaboración entra la universidad y la industria en robótica ha dado a conocer durante la celebración de estas jornadas a Teodor, un robot pensado para la desactivación de explosivos creado por GMV. Desactiva minas antipersona, está preparado para arrastrar 350 kilos y se puede equipar con diferentes accesorios, como puede ser un sistema de rayos X que se conecta a la pantalla del ordenador.

Robótica para pequeños

COMPLUBOT y First Lego League son dos iniciativas en las que GMV está involucrada con el objetivo de preparar a las futuras generaciones en el terreno de la robótica. La primera destina sus actividades formativas a estudiantes de 6 a 18 años, que, en esta ocasión, han desarrollado robots futbolistas con los que marcar un gol o realizar una parada con la mejor técnica está “chupado”; mientras que la segunda es una competición internacional de robótica para escolares en la que este año han participado los equipos TeknoChisp de 11 a 14 años y TeknoChispis de 6 a 9 años. El objetivo es construir y programar un robot con los equipos tecnológicos de la firma LEGO, así como preparar y presentar un proyecto científico.

Para Alberto Medina, responsable de robótica de GMV, las III Jornadas de Robótica “por tercer año consecutivo se han convertido en punto de encuentro de los principales actores de este nuevo sector emergente de la robótica, que abre las puertas de la III Revolución Industrial”.

Sobre el autor de este artículo

Inma Rico