Innovación

Las gafas de Google participan en la Semana de la Moda

Sobre las gafas de realidad aumentada de Google, el fruto del trabajo del equipo Project Glass y una de las presentaciones más espectaculares de Google I/O, no hemos sabido mucho más de lo que ya se sabía (que era algo en lo que se estaba trabajando y que podrían llegar al mercado a finales de año por entre 250 y 600 dólares) aunque muchos se empezaron a preguntar ya en el momento de su lanzamiento quién podría comprarlas y, sobre todo, como conseguir que los dispositivos fuesen atractivos visualmente para el consumidor. Una de las recomendaciones clásicas que aparecían entonces en los medios estadounidenses era la de asociar las gafas con diseñadores de moda, para darle un toque fashionista que las hiciese atractivas.

No es exactamente eso lo que ha sucedido, pero sí hay un nombre del mundo de la moda y un toque fashionista en la última aventura de las gafas del Project Glass. Diane Von Furstenberg, uno de los pesos pesados de la moda estadounidense, las ha subido a la pasarela en la apertura de la Semana de la Moda de Nueva York y justo en la jornada de apertura. Las gafas han dado una visión desde dentro – han sido las modelos quienes las han llevado puestas – permitiendo así contar con imágenes tanto del backstage como de la pasarela.

Las fotos han sido publicadas en el perfil en Google + de la firma (con recordatorios en Facebook y Twitter) y el material conseguido por la cámara de las gafas será también un corto, que se estrenará en el canal de YouTube el 13 de septiembre.

Aunque la incorporación de las gafas de realidad aumentada al desfile pueda parecer, en un principio, algo trivial, podría ser un paso bastante inteligente de la compañía para promocionar un producto que hasta ahora había sido considerado en líneas generales básicamente algo ‘geek’. Sin más. Una solución altamente innovadora que no parecía tener una aplicación clara en el mundo real y que además obligaba a ponerse una extrañas gafas. La pasarela les ha dado el toque de glamour y de objeto de deseo que necesitaban para llegar a todos los públicos.

Fotos Diane von Fustenberg/Google +

Sobre el autor de este artículo

Raquel C. Pico