Innovación

El futuro de televisores 3D sin gafas, más cerca

Gafas 3DUn nuevo sistema de producción tiene el objetivo de mejorar la experiencia 3D. Hasta ahora, las innovaciones presentes en el cine de tres dimensiones consisten en una pobre imitación a la realidad tras unas grandes gafas que son poca mejora desde los rojos y azules de los 80. Las televisiones 3D disponibles pueden ofrecer una visión surreal de experiencia televisiva, pero las pantallas son difíciles de ver sin gafas y después de mucho rato, puede marear.

Las televisiones holográficas prometen traer imágenes que varían dependiendo de la perspectiva, algo que probablemente se alcanzará en algún momento del futuro. Lo que ahora existe son propuestas en las que se podrá ofrecer perspectivas múltiples y una experiencia 3D sin gafas de una forma mucho más práctica. En una nueva investigación expuesta en la conferencia Siggraph de gráficos por ordenador, el grupo de Cultura de Cámara del Media Lab de MIT ofrece una perspectiva mucho más práctica para el avance del 3D a corto plazo.

En lugar de lanzarse a ofrecer hardware complicado para poder producir hologramas, el sistema del Media Lab, llamado ‘Tensor Display’ usa varias capas de LCD, una tecnología ya disponible en muchos televisores. Para poder lograr un aspecto más convincente, los LCS tendrían que refrescar unas 360 veces por segundo, o 360 hertz. Este tipo de dispositivos estarán pronto en el mercado: ya existen televisores que ofrecen 240 hertz por segundo, tan solo unos años después del lanzamiento de los televisores de 120 hertz.

El problema es que en un sistema como el de un proyector de películas, solamente se tienen que dar dos perspectivas en un escenario visual: uno para cada ojo. El sistema propuesto por los investigadores de Media Lab quería dar cientos de perspectivas al espectador. Esto quiere decir que en cada fotograma de un video 3D, la pantalla parpadea diez veces, presentando diferentes formas cada vez. Para poder presentar una ilusión creíble de 3D usando esta técnica, se necesitaría refrescar el televisor casi 1.000 veces.

Los investigadores rebajaron los parpadeos al encontrar una solución clave: mientras que algunos aspectos de un fotograma cambiaban con el ángulo en el que está sentado el espectador, en otros no cambia. A través de unos algoritmos pudieron reducir la cantidad de información que se envía al televisor y mejorar la resolución de la imagen final.

“Esta publicación revela cómo se podría mejorar el realismo, la profundidad de la imagen y la simplicidad física de los sistemas 3Dm especialmente los que no requieren llevar gafas”, dice Gregg Favalora, un director en la consultoría de ingeniería Optics for Hire en una nota de prensa de MIT. “Solo es posible cuando hay muy buenos matemáticos, personas que sepan procesar señales y expertos ópticos sentados en la misma habitación”, apunta. “Definitivamente es aplicable a dispositivos comerciales, ya que todos los componentes son comunes y parece fácil de fabricar, por lo que esto podría ser algo que una compañía de electrónica de consumo licenciaría”, añade.

Foto cc Matt Neale

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.