Innovación

El futuro de nuestra vida online

No es ninguna novedad el hecho de que Internet ha revolucionado todos los aspectos de nuestra vida privada y profesional, pero los cambios continúan y en los próximos años veremos, por ejemplo, el establecimiento del Internet de los objetos o desarrollo de más capas de inteligencia en la Red.

Cisco celebró el evento Rock the Cloud en Madrid en que expuso sus puntos de vista y estrategias sobre tecnologías como el cloud computing y aprovechó para presentar algunos de sus productos y soluciones. María José Sobrini, Directora de consultoría de la compañía, explicó algunas de las características de la vida online del futuro.

“Alrededor de 2008 los objetos conectados superaron a las personas conectadas”. Según Sobrini, esta es una de las principales claves para entender el Internet de los próximos años. La historia de nuestra relación con Internet comenzó con las conexiones en las casas y oficinas, después pasamos a estar constantemente online con los dispositivos móviles, y la siguiente etapa es en la que muchos objetos -que hasta ahora tenían muy poco o ningún nivel de informatización- generan y envían datos sobre su uso.

Los usos del Internet de los objetos -o de las cosas- pueden ser muchos y muy diferentes; desde el clásico ejemplo de la nevera que avisa cuando se acaba la leche o la raqueta que publica en Facebook los partidos de su dueño, a las zapatillas que monitorizan la salud de las personas que sufren alguna cardiopatía y, por supuesto, toda la información que se pueda obtener de los objetos que se utilizan en la producción. Las posibilidades de optimización serán enormes.

La etapa de la revolución tecnológica en la que estamos entrando podría denominarse la de la avalancha de datos. Según José Manuel Petisco, director general de Cisco España, el tráfico de Internet mensual en 2012 es de 21 exabytes y en 2015 será de 56. Recordemos que un exabyte es lo mismo que 1000 petabytes.

sobrini cisco rock the cloud

Maria José Sobrini durante el Rock the Cloud

Si primero vivimos la informatización y después el Internet 2.0, el siguiente paso es el de aprovechar la enorme cantidad de datos que generamos como consecuencia de los dos primeros. Sobrini lo entiende como un proceso de transformación de los datos en sabiduría que ofrece la capacidad de mejorar cualquier actividad y que irremediablemente genera nuevas tecnologías y nuevas soluciones.

En los próximos años veremos como se modifica la estructura de las organizaciones, como cualquier estructura se convierte en display y se agregan capas de inteligencia a la red (Google Googles, Wolfram|Alpha), como la participación abierta y constante (por ser móvil) de los usuarios en la generación de contenidos revoluciona los medios de comunicación y cómo la tecnología en general se adapta más y más a nosotros.

Sobre el autor de este artículo

Edgar Camelo