Innovación

Fujitsu presenta un teléfono inteligente que identifica al usuario mediante el iris

smartphone-reconocimiento-del-iris
Escrito por Esther Macías

La compañía japonesa defiende ser la primera que lleva la autenticación mediante el iris al ‘smartphone’. El dispositivo, aún un prototipo, se comercializará en Japón a lo largo del año fiscal 2015 de Fujitsu, que arranca en abril. Después sus responsables valorarán si lo extienden a otros países.

La tecnología biométrica va, poco a poco, adentrándose en el terreno de los dispositivos móviles. La lectura de la huella dactilar, de hecho, lleva ya varios años utilizándose en determinados modelos de portátiles. Una tecnología que Apple, y después Samsung, han sabido incorporar a sus últimos smartphones, a sabiendas de las posibilidades que abre no solo de cara a dotar de mayores niveles de seguridad a los dispositivos sino también para permitir al usuario acceder a servicios diferentes como, por ejemplo, comprar. En esta edición del Mobile World Congress la compañía japonesa Fujitsu ha ido un paso más allá en la incorporación de la biometría a los smartphones y ha presentado un prototipo de teléfono inteligente que identifica a su usuario mediante la lectura del iris.

¿Cómo funciona el teléfono? Para que éste lea el iris, el usuario debe registrarlo con el dispositivo. El procedimiento dura apenas unos segundos (como mostramos en el siguiente vídeo) y a partir de ese momento puede acceder al terminal y a sus aplicaciones. “En realidad este sistema biométrico mediante la lectura del iris es mucho más seguro que la huella digital”, apunta un portavoz de la compañía, quien destaca que nuestras huellas las dejamos por todos los lados, incluso en el propio terminal, de forma que en algún momento nos puede ser robada, como ya le ocurrió a la ministra de Defensa alemana. “Es como dejar nuestra casa con las llaves puestas”, ejemplificó.

De momento, según explican portavoces de la compañía, el terminal está en fase de prototipo, aunque la idea de la empresa nipona es comercializarlo a lo largo de su ejercicio 2015 (que comienza en abril) en principio en Japón y después valorarán si traen esta tecnología a Europa (de hecho, en el Viejo Continente Fujitsu no comercializa aún ningún teléfono móvil).

Éste no es el único sistema de verificación de la identidad de los usuarios que Fujitsu ha mostrado en la feria. Otro es el llamado Palm Secure ID Match, un sistema portátil que permite leer las venas de la mano para acceder a determinados servicios, por ejemplo, como nos muestra en el siguiente vídeo Iria Gala, directora de Comunicación de Fujitsu España, para poder sacar un café de una máquina, aunque las posibilidades son infinitas. De hecho, la compañía ya ha comercializa cajeros automáticos que permiten reconocer al usuario mediante un sistema biométrico basado en la lectura de venas de la mano. Estos cajeros ya están implantados en algunos bancos en Japón y en Brasil.

LED Tags, cuando la luz transporta información

Otra de las innovaciones traídas al MWC directamente de los laboratorios de Fujitsu en Japón, y una tecnología aún experimental que la empresa espera también comercializar a lo largo de 2015, es la llamada LED Tags. Se trata de un sistema que permite proyectar datos a objetos a través de una luz LED. Aunque la información que se proyecta no se ve a simple vista, sí puede ser captada por un smartphone. “En realidad el funcionamiento es similar al de los códigos QR pero con una luz LED. Su uso puede ser muy amplio, desde en comercios, donde el potencial comprador puede obtener más detalles de los productos, hasta en museos, para obtener más información de una determinada obra de arte, o en conciertos, donde sería posible incluso que el espectador se descargara las canciones del artista”, afirman desde la compañía.

 

Sobre el autor de este artículo

Esther Macías

Periodista especializada en tecnología, innovación, economía digital y emprendimiento. Tras un largo paso por iWorld y ComputerWorld, desde 2013 estoy inmersa en la prodigiosa aventura de TICbeat como jefa de redacción.