Innovación

La fotónica aplicada a un mejor diagnóstico del cáncer de piel

diag
Escrito por Marcos Merino

La Unión Europea impulsa un proyecto (liderado por la UPTC) para aplicar la tecnología fotónica a la detección del cáncer de piel.

El cáncer de piel es una de las enfermedades más difíciles de diagnosticar con precisión. Según el estudio “Accuracy in melanoma detection: 10-year Multicenter survey“, realizado a partir de casos diagnosticados durante los 10 últimos años, los especialistas operan 8 cánceres de piel falsos por cada uno real, subiendo la cifra de 29 casos falsos por cada uno real entre los no especialistas.

A raíz de esta situación, la Unión Europea ha puesto en marcha el proyecto de investigación Diagnoptics con el fin de generar un sistema de diagnóstico basado en información más precisa que ayude a detectar de manera objetiva un cáncer de piel y decidir así la necesidad real de que un paciente pase o no por el quirófano.

Con este objetivo, se ha dotado al proyecto de un presupuesto de 4,7 millones de euros que irán destinados a la creación de una plataforma multiespectral con 4 tecnologías fotónicas diferentes:

  • Representación tridimensional del cuerpo a través de imágenes multiespectrales. El Centro de Desarrollo de Sensores, Instrumentación y Sistemas (CD6) de la Universidad Politécnica de Cataluña, organismo que lidera este proyecto, hará uso para ello de una tecnología propia, con la que se logrará analizar la piel con el máximo nivel de detalle.
  • Técnicas láser para medir el flujo sanguíneo, aportadas por el Institute Nationale Politecnique de Toulouse.
  • Microscopía confocal para la detección del melanoma, aportada por los equipos comerciales de la empresa alemana MAVIGAR.
  • Complementariamente, el proyecto Diagnoptics generará una plataforma basada en tecnologías fotónicas para practicar cirugía mínimamente invasiva.

El objetivo que persigue la unión de estas cuatro tecnologías (ya conocidas, pero hasta ahora no aplicadas a la detección del cáncer) es poder efectuar diagnósticos más precisos y rápidos que los que permiten los actuales protocolos. Las pruebas se llevarán a cabo a partir de 2016 sobre 300 pacientes voluntarios, en los dos hospitales adheridos a este proyecto europeo: el Clínico de Barcelona y el Hospital Universitario de la Universidad de Módena y Reggio Emilia (Italia).

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.