Fintech

Vendió todas sus posesiones y compró bitcoins a la espera de un criptoboom

vende posesiones por bitcoin
Escrito por Ana Muñoz

Esta es la historia de Didi Taihuttu, un hombre de 39 años que vendió todas sus posesiones y compró bitcoins a la espera de un criptoboom mundial.

Quien no arriesga, no gana. Por lo menos eso es lo que dice el refrán. Quizás por eso, Didi Taihuttu, un hombre de 39 años de los Países Bajos vendió hace unos meses todas sus posesiones (casa, coche, moto, coches, etc) a cambio de varias bitcoins a la espera de un criptoboom.

Su esperanza es que este cambio le haga rico. “La gente dice que estoy loco, pero somos una familia aventurera que ahora vive de forma minimalista. Si no tomas este tipo de riesgos, la vida puede resultar muy aburrida”, recalca a Business Insider.

Taihuttu es una de esas personas que cree firmemente que las bitcoins y el blockchain cambiarán el sector de la economía tal y como lo conocemos. Y es que este peculiar individuo asegura que viviremos una revolución en menos de cinco años.

El viaje que les cambió la vida

Todo comenzó el pasado verano, cuando él y su mujer decidieron poner a la venta cualquier posesión que tuvieran después de pasarse 9 meses viajando con sus tres hijas por Asia y Australia.

El punto de inflexión llegó un año antes, cuando su padre falleció de cáncer a los 61 años. “Fue difícil, pero decidí vender mi negocio, dejarlo todo y viajar con mi familia por todo el mundo”, explica.

Durante ese periodo de transición, conoció a varias personas que usaban en su día a día monedas virtuales.

Moving on!!! #travelwithkids #backpack #walkingthestreets

Una publicación compartida de Yolo Familytravel (@yolofamilytravel) el

“Era gente que tenía mucha experiencia en el mundo de las inversiones, y decidí investigar por mi cuenta”, explica.

Sin embargo, no era la primera vez que Taihuttu oía hablar de las bitcoins. Llevaba siguiendo la historia de las criptomonedas desde 2010, fecha en la que decidió empezar a minar estas monedas digitales, pero decidió venderlas en 2013 porque creía que era un “buen negocio”.

El BCE compara el bitcoin con la burbuja de los tulipanes en el siglo XVII

Si hubiera sabido que su valor iba a aumentar exponencialmente, no lo hubiera hecho. Hay que tener en cuenta que el coste de electricidad y de hardware era muy alto y por eso decidí vender todas mis criptomonedas”, explica.

Al poco tiempo decidió invertir en Dogecoin, una moneda digital de poco valor…en ese momento. “Sólo tenía unas pocas criptomonedas por valor de 200 euros, y me desentendí de ellas durante dos años”, destaca.

El mensaje que cambió su vida

Mientras estaba de viaje alrededor del mundo recibió un mensaje de un amigo en el que le hablaba de las fluctuaciones de las bitcoins.

didi tahihittu

Foto: Facebook/Didi Taihuttu

Fue entonces cuando se acordó de sus Dogecoin, y comprobó que, a lo largo de estos años, habían aumentado 20 veces su valor.

En la primavera de 2017, un bitcoin equivalía a unos 3.000 dólares, lo que hizo que otras criptomonedas siguieran el mismo camino.

Este hecho fue lo que le terminó de convencer para invertir, de nuevo, en las monedas digitales.

Se vende casa: 85 bitcoins

Una vez en casa, fue a una inmobiliaria y les dijo que quería vender su propiedad por 85 bitcoins. Esto atrajo a muchos curiosos, medios de comunicación e inversores, que vieron esto como una oportunidad (y eso que llevaba puesta a la venta desde hacía 8 meses y nadie se había interesado por ella).

Al final un hombre decidió hacerle una oferta y, al cambio, pagó unos 300.000 euros, lo que le pareció un buen negocio.

casa didi tahihuttu

Casa Didi Tahihuttu

Sin embargo, no todo iba a ser un camino de rosas. Y es que los bancos son uno de los grandes detractores de las bitcoins y supusieron un obstáculo a la hora de vender la casa entera a través de estas criptomonedas.

Al final, este tipo de compañías tienen que estar presentes en el proceso y no estaban convencidos al 100% de esta transferencia, entre otras cosas porque el valor de las bitcoins podía cambiar de un día para otro. Es decir, ¿qué ocurriría si a los pocos días de hacer el intercambio, cayeran en picado estas monedas digitales?

“El sistema no estaba diseñado para ello, pero yo quería cambiar este hecho. Al final lo conseguimos”, explica.

Vida minimalista

Después de deshacerse de casi todas sus pertenencias, decidieron cambiar su forma de vida durante unos años para poder comprar todas las bitcoins que pudieran. Así fue como decidieron mudarse a un pequeño chalet en el campo con sus tres hijas y llevar a cabo un tipo de vida minimalista.

Y es que su objetivo no es otro que aguantar así hasta 2020, momento en el que Taihuttu cree que las bitcoins alcanzarán su máximo valor y valdrán tres o cuatro veces más de lo que valen ahora.

Por qué no deberías comprar Bitcoins (pese a estar por las nubes)

“El factor decisivo fue que mi mujer aceptara el plan. Además, este tipo de educación es muy beneficiosa para las niñas, ya que les enseña a no ser materialistas“, explica.

Pero, ¿Y si las cosas salen mal? Según este pequeño inversor, no se acabaría el mundo. Aunque reconoce que lo pasarían mal durante un tiempo, cree que es algo que superarían sin problemas.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.