Fintech

Trucos para pagar menos comisiones al usar la tarjeta de crédito en el extranjero

persona pagando con tarjeta en un establecimiento
Escrito por Business Insider

Si viajar solo implicara pagar el transporte hasta allí y el alojamiento ¡sería fantástico! No obstante, cuando viajamos asumimos cientos de costes extra, entre ellos las comisiones que pagamos por usar la tarjeta de crédito en el extranjero. Te contamos cómo reducirlas.

Planificar los viajes con una cierta antelación es uno de los consejos más recurrentes y habituales cuando aquéllos van a producirse. Desde el itinerario, pasando por el alojamiento, hasta los lugares que cada cual desea visitar. Sea para gastos básicos o al objeto de hacer pequeños dispendios, uno de los puntos clave es siempre cómo hacer frente a los pagos que surjan durante el tiempo que estés fuera.

En esa tesitura, las dudas más frecuentes suelen ser si es mejor llevar dinero en metálico o de plástico, hacer el cambio de divisa en España o en el extranjero, o usar tarjeta de crédito o de débito. En este último supuesto, aunque las comisiones que pueden cobrarte por usar la tarjeta en el extranjero son la faceta que más se tiene en cuenta —y sin duda, lo ideal es que las conozcas para no llevarte sorpresas desagradables a la vuelta—, también hay otras consideraciones importantes que valorar y gestionar.

Por ello, en las próximas líneas, vamos a proporcionarte hasta 10 claves para utilizar la tarjeta de crédito o de débito en el extranjero.

En otro país, ¿mejor pagar en metálico o con tarjeta?

Antes de entrar en materia sobre el llamado dinero de plástico, conviene recordar que existen múltiples formas de pagar en el extranjero: en efectivo, con tarjeta de crédito o de débito, mediante cheques de viaje, etc. No olvides que, además, puedes hacer pagos por adelantado, por ejemplo, en lo que se refiere al alojamiento. Por descontado, siempre que el destinatario sea de confianza, lo cual incluye la web para efectuar la reserva en caso de que utilices esa vía.

Respecto a los pagos, si se trata de pequeñas cantidades, puedes abonarlas con dinero en efectivo. El resto, todo lo que sea posible, mejor satisfacerlo por medio de tarjetas, ya que de esa manera evitas los riesgos de llevar en la cartera importes elevados en metálico, como puede ser un robo.

Asimismo, el cambio de divisas es mejor hacerlo antes de partir, ya que esas operaciones suelen ser más económicas en España. Si avisas con una cierta antelación, podrás obtener la moneda de destino directamente en la entidad financiera con la que trabajas de forma habitual.

Durante los viajes fuera de España, ¿tarjeta de débito o de crédito?

El siguiente paso es saber si resulta más útil portar una tarjeta de débito o de crédito. Recuerda que con la primera puedes disponer únicamente del total que tengas en cuenta, mientras que la otra te permite percibir un dinero por adelantado que deberás devolver a plazos o al mes siguiente. Obviamente, a cambio de unos intereses o una comisión.

Por qué deberías tener dos tarjetas de crédito y para qué deberías usarlas

En relación a la respuesta que debe darse a la cuestión planteada, lo cierto es que dependerá del destino al que tengas previsto desplazarte. Si crees que es un lugar con pocas garantías, la tarjeta de crédito te ofrece mayor seguridad. Por ejemplo, en caso de alquilar un coche suele ser requerida, y puede ser igualmente práctica si te topas con dificultades para acceder a dinero en metálico. Si es un país con una estructura política y bancaria fiable, seguramente te convendrá más la de débito, puesto que facilitará que gastes menos.

Pagar con tarjeta en el extranjero, mejor en la zona euro

La diferencia más notable en cuanto a la utilización de dinero de plástico fuera de España radica en si lo haces en la zona euro o no. Recuerda que son 19 los países que tienen esta moneda: Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos y Portugal.

Tan relevante es este aspecto que, si viajas a uno de esos destinos, sólo tendrás que pagar comisiones si sacas dinero de un cajero con una tarjeta de crédito, nunca si pagas en un restaurante, en un comercio, en un bar o similar.

En el resto del mundo, habrá una tasa extra por cada operación, sea en cajeros o sea en locales comerciales, por el cambio de divisa. En cambio, sí existen tarjetas de débito que no llevan comisiones aparejadas por pagar o sacar dinero en el extranjero, al menos, son menores que en las de crédito.

10 claves para utilizar la tarjeta de crédito o de débito en el extranjero

Mastercard lanza su primera tarjeta de crédito en Sudáfrica

Con todo, aquí puedes consultar hasta diez recomendaciones por si tienes pensado usar la tarjeta fuera de España, en especial, más allá de la zona euro:

  1. Antes de partir, comprueba las comisiones que tu banco podrá aplicar fuera de la zona euro a tus tarjetas. Sí, efectivamente, esas tasas están previstas, puedes solicitar a tu entidad financiera una tarjeta de débito que carezca de comisiones en caso de que la oferte.
  2. También de forma previa al viaje revisa el límite de tu tarjeta y actualízalo si consideras que puede ser insuficiente o no te sientes seguro con el que tienes.
  3. Verifica las coberturas de los seguros que tienes vinculados a tus tarjetas de crédito.
  4. Te aconsejamos que evites anotar tu número secreto y que lo memorices.
  5. Llevar una segunda tarjeta puede hacer de salvavidas si te falla la principal.
  6. De entrada, para viajar fuera de la zona euro, MasterCard es la mejor opción, pues aplica tipos de cambio más favorables, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).
  7. Cuando vayas a realizar un pago presta atención a la persona que te atiende y al datáfono o al cajero que estés usando.
  8. Los bancos disponen de números de teléfono específicos y generalmente gratuitos para llamar desde el extranjero y anular la tarjeta en caso de robo o pérdida. Infórmate bien y anótalos antes de salir de viaje. Si te roban o pierdes la tarjeta, intenta reaccionar con rapidez y comunica el suceso a tu entidad financiera lo antes posible.
  9. De tanto en cuanto, si puedes, echa un vistazo a tus movimientos por teléfono o a través de Internet por si hubiera cargos duplicados.
  10. Comprueba si tienes un servicio de alertas, por ejemplo, de mensajes al móvil que te avise de cada movimiento. De no ser así, te recomendamos que lo actives.

En último lugar, a pesar de que parezca una obviedad, trata de usar la tarjeta con sentido común y atendiendo a las circunstancias de seguridad ciudadana y financiera del país en el que estés. Pequeños gestos o mínimas precauciones como los que te hemos explicado pueden evitar que te encuentres con disgustos inesperados en tu cuenta bancaria a la vuelta del viaje.

*Artículo original publicado en Business Insider España. Autor: Javier Moronatti.

Sobre el autor de este artículo

Business Insider