Fintech

Trucos para ahorrar en tus facturas del hogar cada mes

trucos-ahorrar-facturas-casa

La lista de gastos mensuales que tenemos que asumir no parece tener fin. La luz, el gas, el Internet… todo esto sumado al alquiler o hipoteca. Por ello te traemos una serie de trucos para ahorrar en tus facturas del hogar cada mes.

La vida adulta es dura. Parece que la única lista más larga que las responsabilidades que tenemos – tanto laborales como personales – es la de los múltiples gastos que afrontamos cada mes.

Al alquiler o hipoteca hay que sumarle todos los suministros del hogar: que sí la luz, el gas, el ADSL, el seguro… no es ninguna sorpresa que más de uno se encuentre con dificultades para llegar a fin de mes preguntándose cómo puede ahorrar dinero en sus facturas del hogar.

10 formas de ahorrar hasta 3.000 euros en tu factura del IRPF 2017

Afortunadamente, pese a ser imprescindibles, son gastos que podemos recortar cada mes. Unos pequeños cambios pueden suponerte un ahorro anual de hasta alrededor de 4.000 euros, informan desde ABC.

Hoy te traemos una serie de trucos para ahorrar dinero en tus facturas del hogar cada mes, para que puedas vivir con todos los servicios de primera necesidad y comodidades sin que sufra tu bolsillo.

6. Cámbiate de compañía

Qué es una factura recitificativa y cuándo debes emitirla

Puede que estés pagando más dinero por luz y gas que tu vecino pero sea exactamente la misma calidad. Usa un comparador para encontrar la tarifa más barata y cámbiate de compañía si descubres que estás malgastando tu dinero, lo cual es bastante probable. Al parecer eligiendo el proveedor de suministros del hogar más económico puedes ahorrar alrededor de 1.361 euros anuales.

5. Opta por la eficiencia energética

63,7 millones de euros de ayuda para pymes que mejoren su eficiencia energética

Una mayor eficiencia energética equivale a facturas del hogar más bajas. Empieza por cambiar las bombillas de tu hogar. Cambiar una sola bombilla normal por una LED te supondrá un ahorro de 14 euros anuales, imagínate si cambias todas las de tu casa.

También te merecerá la pena invertir en aislar las paredes, ventanas, conductos y techo de tu hogar. De esta manera evitarás que se escape el calor en invierno e impedirás que entre en verano, reduciendo tu gasto la factura del gas y evitando usar el aire acondicionado.

Así, es importante que elijas bien tus electrodomésticos. Para empezar, si tu caldera es antigua cámbiala, con una nueva puedes gastar menos energía. Procura también escoger electrodomésticos de mayor eficiencia energética, ya que pueden llegar a consumir hasta un 55% menos. Puede que te cueste algo más pero al final merecerá la pena. Recuerda: lo barato sale caro.

4. Reduce tu factura de luz

La factura de la luz se incrementa en un 18% en un año

Además de apagar las luces siempre que salgas de una habitación hay muchas maneras de ahorrar en tu factura de la luz.

Para empezar, desenchufa tus electrodomésticos cuando no los estés usando. Tal vez no sea una diferencia enorme, pero no te cuesta ningún esfuerzo hacerlo y cualquier ahorro en suministros del hogar es bienvenido.

Otra cosa a la que debes prestar mucha atención es a tu nevera. Para empezar, es uno de los electrodomésticos que más energía consume, y esto aumenta cada vez que abrimos la nevera por la luz del interior. Intenta mantener la nevera abierta el mínimo tiempo posible.

También influye como organices los alimentos dentro de la misma. Colocar bien los productos dentro de la nevera puede ayudarte a reducir gastos mensuales, no solo porque no desperdiciarás comida sino porque el frigorífico trabajará menos reduciendo el consumo.

No obstante, lo más importante es que valores cambiarte a una tarifa de discriminación horaria. Desde la OCU aseguran que este tipo de tarifa puede suponerte un ahorro de hasta 70 euros al año. Básicamente pagarás menos durante ciertas horas al día – cuando puedes aprovechar para poner lavadoras – a cambio de pagar más durante el resto.

3. Reduce tu factura del gas

caldera

Subir la calefacción un grado más puede salirte muy caro. Procura el termostato siempre a 21º como máximo, y bájalo un par de grados por la noche. Cada vez que tengas frío abrígate más y ahorra dinero, nada de ir en camiseta por casa pegado al radiador. Por otro lado, la caldera idealmente deberías mantenerla en 45º si quieres ahorrar, y nunca más de 60º.

Así, también debemos tener cuidado con no obstaculizar ni tapar los radiadores, ya que queremos que el aire pueda fluir para que el calor alcance nuestro hogar. Así que nada de secar la ropa encima de los mismos o colocar una estantería delante para esconderlo.

Si cocinas con gas procura siempre tapar la sartén o la cazuela. Atraparás el calor dentro y podrás bajar el gas o reducir el tiempo de cocción.

Las duchas también son importantes: agua templada y duración más corta equivale a un ahorro en tu factura del gas. Además, procura siempre dejar el grifo en frío, ya que así al cepillarnos los dientes o enjuagar un plato el agua no saldrá caliente de manera predeterminada.

2. Reduce tu factura del agua

Acortar el tiempo de ducha – como hemos mencionado anteriormente – no es la única manera de reducir tu factura del agua. Pese a que esta no sea muy elevada, cualquier ahorro es bienvenido.

Todo se reduce a la higiene: no hace falta que te des una ducha de más de 15 minutos para que estés limpio, y tampoco para nada si llenas la lavadora o el lavavajillas hasta arriba. Poner una lavadora llena versus dos medio llenas supone un gasto dos veces mayor…y tu ropa estará limpia igualmente.

Esto también se aplica a la vajilla; no hace falta que cojas un vaso nuevo cada vez que quieras beber agua. Enjuágalo y vuelve a usarlo en vez de poner el lavaplatos cada dos por tres.

Así, eso de dejar correr el agua hasta que salga muy fría es un malgasto tremendo. En cambio, asegúrate siempre de tener agua en la nevera.

1. Reduce tu factura de Internet

Mejorar señal wifi router

Como con todos los suministros es importante cerciorarte de que no estás pagando un servicio que realmente no necesitas. Puede que no te convenga contratar un pack de ADSL más teléfono fijo porque realmente siempre usas herramientas para hacer llamadas gratis desde tu smartphone. En tal caso tal vez te interesa más mirar una tarifa de 4G para tu hogar.

Tampoco malgastes tu dinero ampliando la conexión; muchas veces simplemente cambiar la colocación de nuestro router puede mejorar la señal WiFi permitiendo que llegue a todo el hogar.

A continuación te dejamos una recopilación de las tarifas más baratas de fibra en 2017, puede que encuentres una oferta mejor que la que tengas contratada actualmente:

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.