Fintech

Prueba este reto de 7 días para mejorar tus finanzas a la vuelta de vacaciones

dinero finanzas

Ya es oficial: agosto ha llegado a su fin, y con ello arranca la dura vuelta al trabajo y demás responsabilidades. No obstante, la vuelta de vacaciones no tiene por qué ser deprimente, también puede ser una oportunidad para dar un nuevo comienzo y organizar tus finanzas.

¿Ya estás sentado en la oficina frente a la pantalla echando de menos los días de sol y playa? Pese a que la vuelta de vacaciones es muy dura, es importante afrontarla con una mentalidad positiva.

Y es que, si cambiamos el chip podemos sacar muchas cosas buenas de la vuelta al trabajo después de las vacaciones. Para empezar, tras un merecido descanso estamos más frescos que nunca.

Además, los nuevos comienzos siempre son una oportunidad excelente para afrontar retos. Al igual que nos ponemos propósitos en año nuevo, a la vuelta de vacaciones también podemos aprovechar para ponernos objetivos.

Mientras que algunos aprovecharán para ponerse las zapatillas de correr y quemar los excesos del verano en el gimnasio, también es un buen momento para poner en forma tus finanzas.

10 trucos mentales para ahorrar más dinero y gastar menos

Aprender a gestionar tu dinero no solo es clave para ahorrar más, también te dará una tranquilidad mental inigualable. Por ello, hoy te traemos un reto de 7 días para mejorar tus finanzas a la vuelta de vacaciones; hay una actividad planeada para cada día de la semana, para que retomes tus responsabilidades con las pilas cargadas.

  • Día 1 – Define tus metas financieras: Empecemos con algo suave: pregúntate qué quieres conseguir este año, ¿cuáles son tus metas financieras? No solo se trata de definir cuánto dinero quieres ahorrar, sino también dejar claro para qué quieres ahorrarlo. Cuanto más concreta sea tu meta, más motivado estarás para lograrlo. Así, también te ayudará poner un límite temporal – se te hará más ameno. Por último, recuerda cuál es tu objetivo a menudo poniendo una imagen que lo represente en la cartera, nevera o en tu fondo de pantalla.
  • Día 2 – Elabora un presupuesto: El segundo día afrontaremos el reto más importante: elaborar un presupuesto. Es importante que sepas exactamente cuánto dinero ingresas y cuanto dinero gastas. Si no organizas tu dinero, difícilmente podrás controlarlo y ahorrar. Puedes usar Excel para elaborar tu presupuesto; acuérdate siempre de incluir un apartado gastos imprevistos y de ser lo más realista posible a la hora de crearlo. Aquí te dejamos algunos consejos para elaborar un presupuesto y cumplirlo.
  • Día 3 – Organízate: Cuando se trata de dinero tenemos que ser lo más organizados posible. En el tercer día dedícate a revisar todas las facturas que tienes que pagar cada mes y domiciliarlos. También puedes aprovechar para automatizar el ahorro: programa una transferencia automática a tu cuenta bancaria todos los meses cuando te llegue el salario para que el dinero vaya directo a tu cuenta de ahorros.
  • Día 4 – Afronta tus deudas: Tener deudas genera mucho estrés, y es importante que te enfrentes a ellos. Pese a que posiblemente no puedas pagarlos y quitártelos de encima, si puedes elaborar un plan para saldarlos. Planéate y después comunícales tu plan al banco para que lo tengan en cuenta y puedas vivir tranquilo.
  • Día 5 – Reduce tus gastos: Es hora de empezar a sacar mayor provecho de tu dinero. Siéntate a mirar qué gastos hormiga podrías recortar; elimina todas las suscripciones que ya no uses; negocia con tus proveedores para reducir las facturas del hogar; planea tu menú semanal con este método para ahorrar en la compra; elige qué trucos innovadores para ahorrar quieres adoptar, y ve asumiendo nuevas tácticas cada mes.
  • Día 6 – Elige un reto 30 días: Una buena manera de ahorrar dinero es asumiendo un reto de ahorro 30 días. Hay muchos tipos: desde 30 días comprando marcas blancas hasta 30 día sin usar tu tarjeta de crédito. Aquí te dejamos unos cuantos para que puedas elegir. Todo el dinero que ahorres con tu reto irá directo a la cuenta de ahorros.
  • Día 7 – Actualiza tu presupuesto mensual: Tras organizar tus deudas y reducir tus gastos tendrás que actualizar tu presupuesto mensual. Acuérdate siempre de ser realista: es mejor que te sobre dinero al final del mes que que te falte.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.