Fintech

Por qué sube y baja el precio del Bitcoin

bitcoin crisis

Sin duda 2017 ha sido el año de Bitcoin, que no ha dejado de alcanzar récords históricos durante los últimos meses. Analizamos qué provoca que la divisa digital suba o baje de precio para que entiendas mejor la naturaleza de esta criptomoneda.

Sin lugar a dudas 2017 ha sido el año de Bitcoin. La criptomoneda más famosa de todas no ha dejado de encadenar valores récords, lo que le ha valido para dar el salto desde los medios especializados hasta los generalistas, y ser casi un  tema recurrente en cualquier barra de bar.

A lo largo de este año el precio de la moneda virtual más usada en el mundo se ha revalorización más de un 1.700%. Si a finales de 2016 la moneda tenía un precio de 968 dólares, hoy el Bitcoin se cotiza a más de 17.000 dólares la unidad. Y aunque haya protagonizado también algunas caídas llamativas que hacen siempre hablar de su alta volatilidad, el caso es que la criptomoneda parece haberse estabilizado desde hace meses y seguir una proyección ascendente.

Dadas estas cifras escandalosas y la presencia en cada vez más medios, es normal que durante este año hayamos pasado de preguntarnos ¿qué es el Bitcoin? a cuestionarnos si deberíamos comprar un par (o más) unidades de estas cruptomonedas. Pero, ¿por qué el Bitcoin aumenta o baja de precio?

Siendo muy básicos podríamos resumir que el precio del Bitcoin vale lo que la gente esté dispuesto a pagar por él. Es decir, dado su naturaleza digital y descentralizada -no es regulado por ninguna entidad bancaria o país cuyas regulaciones o factores coyunturales pudieran influir o determinar su precio- el único factor que determina su valor es el que se establece entre la oferta y la demanda.

Siendo esto así,  lo único que queda preguntarse es, vale ¿ y qué es lo que hace que la gente quiera comprar o vender sus bitcoins? Para poder entender qué es lo que ha llevado a la divisa digital a superar los 20.000 dólares en una de sus jornadas récords, o perder más del 20% de su valor en apenas unas horas debemos comprender  la naturaleza del Bitcoins y cómo este se relaciona con el sistema financiero y geopolítico actual.

Un poco de historia

La criptomoneda, creada por un colectivo o una sola persona bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto quería dar respuesta a una forma de transacción económica que no se viese influida por posibles políticas financieras o acontecimientos históricos, como la crisis internacional que acababa de acontecer en el mundo. Como el oro, Bitcoin nacía para no depender del exterior. La tecnología a través de la cuál se diseñó  todo esto respondía al nombre de blockchain.

Puede que ahora todos tengamos de alguna u otra forma una idea de lo que el blockchain implica, es y supone. Pero hace diez años, esta tecnología basada en un innovador sistema de cadena de bloques (blockchain) que permitía contener en todo momento una cadena actualizada de la contabilidad generada por los bitcoins instantáneamente, era totalmente desconocida.

A través de la cadena de bloques Nakamoto había conseguido dar una solución al problema de las transacciones digitales sobre la posible doble utilización de una misma moneda digital. Es decir, si tengo un billete y lo gasto en comprar algo, debo entregarlo a la otra parte para recibir la mercancía. Pero en una transacción digital es más difícil  rastrear que realmente he entregado ese dinero y no voy a volver a utilizarlo.

10 datos que debes saber sobre el blockchain

La cadena de bloques lo que supuso fue  una contabilidad global en la que se inscriben todas y cada una de la las transacciones que van siendo realizadas. Quedan encriptadas en bloques y  se mantienen abierta a todos los usuarios. Además dadas sus características, el registro histórico no puede ser nunca alterado y cuanto más crece esta cadena más complejo resulta atacarla. Las posibilidades de hackearlas por tanto se vuelven imposibles a medida que más crece. Tan solo un hacker con un poder computacional superior al de todos los nodos que conforman la cadena podría aspirar a perturbarla. Y el gasto que esto supondría actualmente dada la cantidad de bitcoins superaría en creces los beneficios obtenidos.

Al proceso de verificación de las transacciones y su inscripción en la cadena global se le conoce como minería y es también el mecanismo a través del cual se crean los bitcoin. Los mineros permiten que las transacciones recientes se vayan aglutinando en bloques pero para ello deben resolver un complejos algoritmos. La dificultad para armar esta especie de  rompecabezas varía y se ajusta cada dos semanas. El primero que logra revolverlos recompensado con bitcoins. Los mineros son por ello imprescindibles en el funcionamiento y evolución del Bitcoin, porque gracias a ellos se van generando nuevas criptodivisas.

Cada vez que se verifica un bloque, se introducen nuevas monedas en el sistema. La tasa a la que se liberan estos nuevos bitcoins está controlada de tal forma que cada 4 años se reduce en el 50%. Así, está calculado que el número de bitcoins en circulación nunca pasará de los 21 millones. Actualmente están en circulación alrededor de 17 millones.

Acabamos por tanto de definir los elementos definitorios del Bitcoin: carácter virtual, anónimo, descentralizado, no sujeto a autoridad monetaria alguna y finito. Unas características que repercuten en que su precio suba y baje.

Primeras subidas del precio del Bitcoin

Volvamos entonces al tema de su valor. Cuando el Bitcoin nace en el año 2009 su precio no suponía más que un puñado de céntimos de dólar. El precio de Bitcoin empezó en los 1,309 bitcoins por cada dólar, un valor que se estima era el coste que suponía el minado en ese momento.

En aquellos momentos la divisa digital era completamente desconocida, nadie veía valor en ella, y no quería adquirirla, por lo que el precio se mantenía muy bajo. El precio del Bitcoin era fruto de ese desconocimiento.

Desde entonces lo que ha sucedido es que poco a poco la comunidad de usuarios de blockchain y con esta la de Bitcoins,  ha ido aumentando con el tiempo. Y a mayor número de gente queriendo adquirir algo, todos entendemos queeste algo va adquiriendo más y más valor.

“La distribución de Bitcoin es como círculos concéntricos, arrancó con 5 o 10 personas, los criptoanarquistas y anarcocapitalistas. Fue llegando luego a otros sitios de la sociedad a medida que se hacía popular y aparecían servicios más user friendly y se fue formando un ecosistema”, explica Matías Bari, director y fundador de la banca digital y agentes de Bolsa SatoshiTango.

que hace subir y bajar bitcoin

Histórico del precio del BItcoin |Foto: Business Insider

A medida que marketplaces online aceptaron Bitcoin y que las transacciones internacionales resultaban más baratas que el dólar, el bitcoins comenzó a ser más admitido. Uno de los elementos que más empujó su crecimiento fue su solidez frente a la depreciación. Esto hizo que muchos ciudadanos ante el miedo de devaluación de su moneda comenzaran a invertir en bitcoins, para evitar la depreciación de sus ahorros.  Así, el precio siguió subiendo.

Este hecho es particularmente importante. A diferencia de cualquier otra divisa tradicional no hay una política monetaria ni unos factores coyunturales de país que fortalezca o debilite la divisa. Es por ello que uno de los motivos que  impulsó primeramente el valor de  la divisa digital fue su capacidad como reserva de valor.

Qué se puede hacer con Bitcoin

Entendiendo lo que permite la divisa digital más famosa también estaremos más cerca de comprender las causas que actúan sobre ella para hacer subir o bajar su valor.

El Bitcoins puede funcionar de tres maneras:

  • como moneda o medio de pago. Al ir ampliándose las posibilidades de empresas y servicios que admiten el Bitcoin este puede hacerse más popular entre la gran mayoría.
  • como divisa: podría intentarse  un acuerdo global que permitiera la aceptación generalizada de la criptomoneda como una divisa de cambio más. Pero su naturaleza anónima que dificulta el rastreo de sus transacciones por parte de la policía o identidades financieras, hace que por el momento muchos gobiernos y la banca se muestren recelosos hacia ella.
  • como inversión: aquí se sitúan todos aquellos que adquieren la moneda con intención de pasar sus ahorros a un valor que pueda mantenerse estable frente a posibles cambios en el panorama económico. Y es también una forma de especulación a través de la cual se comienza a hablar de la burbuja del Bitcoin, que más tarde veremos.

Qué hace subir su valor

Como ya hemos visto no hay entidades en las que confiar, no hay bancos que afirmen que ese dinero está ahí, es real. En su lugar, la validez de Bitcoin reside en su tecnología  que aseguran que funciona como si fuese una moneda real. Y en la confianza que la gente va depositando en él.

Y una de las razones por las que la gente comienza a fijarse en el Bitcoin y a querer adquirirlo es cuando se anuncian posibles escenarios que puedan repercutir en la estabilidad económica de una mayoría.  Durante los últimos años las predicciones de posibles acontecimientos que pudieran hacer tambalear el ecosistema financiero coincidieron con grandes subidas del Bitcoin.

La subida al poder de Trump o las elecciones en Alemania o los Países bajos, en los que se habló de una posible victoria del frente nacionalista, hicieron presagiar turbulencias en la bolsa, rupturas del euro son algunos de los acontecimientos de este año que hicieron buscar alternativas y que impulsaron el interés y el precio del Bitcoin.

precio bitcoin ultimos meses

Precio Bitcoin en los últimos meses | Foto: blockchain.com

Por otro lado, cuando la criptomoneda adquiere cierto valor, aquellos que han invertido en ella comienza a retenerla y no vender, lo que limita el número de bitcoins disponibles y estos aumentan de valor. Es ahí dónde residen uno de sus elementos más especulativos que defina a esta divisa. Pues es de suponer que se pueda llevar a cabo una acción organizada de retención cuando la moneda está en auge, para favorecer que continúe subiendo.

Y estas subidas poco a poco van provocando que cada vez más gente compre bitcoins, y a mayor número de compradores más sube el precio de la criptomoneda, y cuanto más sube el precio de ésta más gente comienza a fijarse en ella. En definitiva  un círculo que solo frena con el desplome de la moneda.

Bajadas del Bitcoin

Como las subidas, las bajadas del Bitcoin también están relacionadas con oleada de acontecimientos o informaciones que puedan afectar al desarrollo de la criptomoneda. Cuando se comienza a dudar de la confianza de la divisa digital, esta pierde adeptos, la gente deja de querer adquirirla y por ello cae.

Con cada intento de regulación, opiniones desfavorable de expertos economistas o gobiernos e incluso noticias falsas el mercado queda a la espera de ver qué sucede, se tiene miedo y las intenciones de vender superan a las de comprar. Y el precio va hacia abajo. Y cuanto más abajo menos gente está dispuesta a comprar. Nuevamente oferta y demanda.

México también alerta sobre los riesgos del bitcoin y las criptomonedas

Un ejemplo de ello, fue la caída que sufrió la criptomoneda cuando el pasado mes de septiembre el banco central de China decidió lanzar una política con el objetivo de prohibir las inversiones basadas en ICOs (Initial Coin Offering). Tras el anuncio de la medida, e, Bitcoin protagonizó su mayo descenso desde el mes de junio, con una caída del 12.1%.

Por otro lado, mirando hacia el futuro otro de los motivos que anuncian un  posible desplome de la criptomoneda  está en relación con la finitud del Bitcoin. Solo hay un número limitado de ellos y se prevé  que entre 2032 y 2140 todos ellos sean desenciptados. Cuanto más cerca nos encontramos de ese punto,  más costoso resulta el proceso de minería. Y esto hace pensar a muchos expertos que puede producir un estancamiento de los procesos de desencriptado, ya que estos trabajadores de las profundidades del blockchain no encuentren beneficio alguno por el que desarrollar su labor.

Si cada vez resulta más difícil desencriptar la cadena para añadir el nuevo bloque, la recompensa obtenida no sale rentable. Es por tanto que cada vez habrá menos mineros interesados y con ello las transacciones se ralentizarán.  Lo cual según muchos expertos desembocará en una bajada del valor de la moneda si no se toman ciertas medidas.

Ballenas del Bitcoin

Pereo aunque muchas son las voces que se han mostrado recelosas y contrarias a abrazar la tcnología del bitcoins, es cierto que esta moneda poco a poco va confirmando su fortaleza. En  2012 fue una de las divisas que más se revalorizó frente al dólar y desde comienzos de año, más allá de sus subidas disparadas y de protagonizar algunas caídas llamativas, se ha mantenido estable dentro de unos baremos.

Este crecimiento y aceptación queda reflejado también en el número actual de monederos digitales para depositar Bitcoins o wallets que se han creado desde el nacimiento de la moneda.  Sólo en  2017 el número de estas carteras digitales pasó de 10 millones a 17. Estas cifras muestran la demanda global que el Bitcoin atesora actualmente.

Cómo comprar Bitcoin paso a paso

Pero aunque cada vez sean más los inversores que sienten interés en invertir en criptodivisas, en el mundo del bitcoins hoy en día son solo unos pocos los que atesoran las mayores fortunas de esta moneda digital. Según informaba Bloomberg, alrededor del 40% de los bitcoins existentes hasta la fecha están en poder de unas 1000 personas en todo el mundo. Son las conocidas como ballenas del Bitcoin.

Los grandes cetáceos del mar de las finanzas no desprenden buenas vibraciones en general. Ya que muchos especialistas ven en ellos posibles actividades conjuntas que hagan subir y bajar la moneda a su antojo para su propio beneficio.

Dada la cantidad de bitcoins que atesoran cualquier movimiento por su parte puede repercutir en el precio de la divisa. Estas grades familias del Bitcoins, que acumularon las criptomonedas cuando casi nadie apostaba por ellas, podrían esperar a que la divisa alcanzase precios realmente elevados y después decidir deshacerse de parte de su fortuna.

Cría monedas virtuales y échate a dormir: 27 dólares en Bitcoin lo hacen millonario

Con el Bitcoins en ciertos niveles es fácil entender que muchos querrán adquirirlos. Pero con todos los grandes de la criptodivisa vendiendo al mismo tiempo, llegaría un punto en el que la gente comenzaría a sospechar y nadie querría comprar. El Bitcoin comenzaría a bajar rápidamente y ellos habrían logrado venderlos a precios elevados.

El problema de las ballenas del Bitcoin, es que si decidieran llevar a cabo este tipo de acciones coordinadas, nadie podría impedirlo. Según la normativa actual, este tipo de intenciones deben ser comunicadas en el mercado financiero cuando se trata de activos, pero no es ilegal que un grupo de personas se ponga a vender sus monedas. Dada la naturaleza descentralizada del Bitcoins, todavía no existe una normativa que pudiera proteger de estos actos.

Presente y futuro del Bitcoin

Cuando algo aumenta tanto y tanto de valor de manera tan rápida y sobre todo cuando todo el mundo comienza a hablar de ello, suele decirse que estamos ante una burbuja. Y especificamente ante una burbuja apunto de explotar. Como reza la famosa frase, “Cuando hasta el limpiabotas habla de bolsa, es tiempo de vender“.

¿Estamos entonces apunto de ver como el Bitcoins explota y desaparece ante nuestros ojos? Hay indicadores clásicos que pueden alentarnos de la formación de una burbuja : el PER (la razón de precios y ganancias), el ritmo adquisiciones y la transición de la demanda hacia activos secundarios alternativos. Bitcoin es un ejemplo de cada uno de ellos. Su valor no cesa de crecer y su revalorización desde 2009 a la fecha es en términos de millares.

comparativas evolucion burbujas

Foto: Insider Pro

Muchos son los que alertan de que Bitcoins es una burbuja a punto de estallar. Pero lo que es cierto es que hasta la fecha, esta sigue y sigue hinchándose y parece que nada puede con ella. En estos momentos ya ha superado a otra grandes burbujas como las acontecidas en los años 90.

El paso final que podría consagrarlo pasa por erigirlo como activo refugio definitivo, lo que atraería la atención de la inversión más conservadora. Si el Bitcoin comienza a poder tratarse como fondo de inversión, habrá adquirido el empuje definitivo.

En esta línea el pasado mes de Noviembre  la criptomoneda se estrenaba en el mercado de futuros del parqué de Chicago. Esto está permitiendo  a los grandes inversores apostar al alza o a la baja con el precio del Bitcoin. “Los inversores podrán a partir de ahora cubrirse frente a potenciales caídas del bitcoin comprando futuros”, asegura David Drake, presidente de LDJ Capital.

¿Cuánto dinero tendrías hoy si hubieses invertido en Bitcoin en 2010?

Al permitirse que estos contratos se negocien en un mercado regulado se ha dado un paso más para que estos operadores participen en el juego de Bitcoin y lo legitimen indirectamente como una clase de activos, lo que si bien no debería influir en las subidas y bajadas de la criptomoneda si que podría ayudar a frenar su enorme volatilidad.

En cuanto a las predicciones sobre el Bitcoins para el 18 poco se puede decir. Sin saber si existirán nuevas regulaciones o actuaciones que impidan su desarrollo y que afecten a la baja a la moneda, es de esperar que se mantenga en los niveles con los que se está despidiendo del año. Lo que esta claro es que como indica Torsten Slock,principal Economista Internacional de Deustche Bank, entre los principales riesgos que pueda afrontar la economía global para 2018 se incluye un colapso del Bitcoin.

El Bitcoins es aún un elemento de estudio difícil de predecir. Si estamos ante una burbuja a punto de explotar o ante el desarrollo de una tecnología aún por consolidarse es algo que solo podremos saber con el paso del tiempo. Baste con entender la naturaleza de la criptomoneda más famosa para intentar vislumbrar qué pude provocar que se dispare o caiga hasta casi desaparecer.

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.