Fintech

Por qué deberías tener dos tarjetas de crédito y para qué deberías usarlas

tarjeta de crédito

Mientras algunos se debaten entre tener una tarjeta de crédito o no, el experto financiero Kevin O’Leary asegura que todo el mundo debería tener al menos dos. Te explicamos por qué es recomendable tener dos tarjetas de crédito y para qué deberías emplear cada una de ellas.

Algunos procuran evitar las tarjetas de crédito por el riesgo que supone poder endeudarse tan fácilmente, optando por usar dinero en efectivo dado el mayor control que supone. No obstante, el experto financiero Kevin O’Leary, pese estar firmemente en contra de contraer deudas, recomienda tener al menos dos tarjetas de crédito.

Si usamos la tarjeta de manera responsable puede ser más rentable a la hora de pedir préstamos para realizar grandes compras como un coche, además de permitirnos mantener un mejor registro de los gastos. Así, para que negarlo: es más práctico y cómodo.

Pero ¿para qué necesitaríamos tener dos? Según O’Leary lo ideal es tener una tarjeta de crédito con un máximo de 2.000 euros para realizar compras online, y la otra para demás adquisiciones en persona.

Se trata, más que una estrategia de ahorro, de una medida de seguridad. Cada vez que usamos nuestra tarjeta de crédito en la web nos exponemos al riesgo de que ciberatacantes nos roben los datos. “Si te hackean, nadie podrá gastar más de 2.000 euros“, explica O’Leary a CNBC.

Puede que la otra tarjeta la emplees para realizar compras más grandes, pero no está expuesta; es tu tarjeta privada por así decirlo.

6 claves para evitar fraudes con tarjeta bancaria en tu ecommerce

Mientras que O’Leary aconseja tener mínimo dos, él mismo tiene 8 tarjetas de crédito. La razón está en que viaja mucho, por lo que tiene una tarjeta en cada moneda local de los lugares que frecuenta más a menudo – desde libras hasta dólares y euros, entre otros.

Busco eficiencia. Y tener estas tarjetas de crédito me da diversidad. Me aseguro de que no me están cobrando por el cambio de moneda“, explicó el experto.

El problema en sí no son las tarjetas de crédito, sino tus hábitos de uso y las comisiones que te pueden cobrar. Por ello, es importante conocer bien qué tasas pueden ir asociadas a tu tarjeta, elegir la mejor entidad y usarla de manera responsable.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.