Fintech

No puedo pagar mis deudas porque no tengo dinero, ¿qué hago?

La propuesta para multar a quién pague tarde a autónomos y pymes llega al Congreso

Tener deudas es muy estresante, y puede acabar suponiendo un gran gasto a largo plazo. Hoy te contamos a qué opciones puedes recurrir si estás endeudado y no tienes dinero pagar afrontar los pagos. Empieza a sanar y mejorar tu situación económica.

Estar endeudado genera mucho estrés y, con el paso del tiempo, aún más problemas económicos de los que ya tienes. No obstante, esconder la cabeza en la arena solo empeorará la situación.

Si tienes deudas lo primero que tienes que hacer es asumirlo, y luego desarrollar un plan para pagarlos poco a poco sanando y mejorando tu situación económica. Piensa que una vez te hayas quitado todas las deudas podrás empezar a centrarte en ahorrar, alcanzando un estado mental tranquilo.

No obstante, esto es más complicado si no puedes pagar tus deudas porque no tienes ingresos suficientes. En tal caso vas a tener que encontrar otra manera de explicarles tu situación a los acreedores.

¿No quieres malgastar tu dinero? Deja de comprar estos 14 productos inmediatamente

A continuación te facilitamos varios consejos sobre qué hacer cuando tienes deudas y no tienes dinero:

  • Piensa en un plan: Plantéate si tu situación es temporal o no. Por ejemplo, puede que sea invierno y las facturas de electricidad estén más altas; en este caso podrás sentarte con los acreedores y darles cifras que reflejen cómo van a disminuir tus gastos en unos meses para que puedas empezar a afrontar los pagos, aconsejan expertos desde Money.
  • Pide asesoramiento: Si el problema se extiende a largo plazo lo mejor que puedes hacer es pedir asesoría profesional. Te ayudarán a reorganizar tu dinero y poco a poco ir afrontando tus gastos. Puedes mostrarle el plan al banco para que confíen en que vas a resolver la situación. Desde Defensa del Deudor ofrecen asesorías legales 100% gratuitas e ilimitadas.
  • Acógete a la ley: En España una persona física no puede declararse insolvente, pero si puede acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad para conseguir la cancelación de sus deudas o bien un acuerdo extrajudicial de pagos. La primera se otorgaría si la persona literalmente no tiene suficientes ingresos para afrontar sus gastos, y la segunda es un acuerdo para limitar la cantidad de dinero que tienes que pagar al acreedor tras valorar los gastos de primera necesidad que tengas. Tiene algunos límites: como explican desde Repara tu deuda, para evitar afrontar las deudas con la garantía de tu patrimonio (casa, coche, nómina) es necesario que cedas los bienes y activos excepto los que son necesarios para el desempeño de tu actividad. Vendidos los bienes se procederá a la cancelación de las deudas. De nuevo, consulta alguna asesoría gratuita para informarte bien del proceso, los requisitos y las consecuencias.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.