Fintech

Los mejores trucos de ahorro para padres primerizos

mujer embarazada ahorra dinero con una hucha

El coste de tener un hijo es muy elevado y muchas veces los padres primerizos se encuentran con muchos gastos inesperados al traer a un nuevo miembro a la familia. Hoy te traemos algunos de los mejores trucos de ahorro para padres que afrontan el gasto de tener un bebe.

Traer un nuevo miembro a la familia tiene un elevado coste. No solo es una boca más que alimentar, también debes tener en cuenta algunos costes inesperados de tener un hijo, como la ropa que se le queda pequeña constantemente, los biberones, pañales, aumento de las facturas del hogar… pero ante todo la falta de tiempo.

Los padres primerizos de repente se ven privados de sueño, con una gran responsabilidad y muy poco tiempo. Por ello, muchos suelen optar por las opciones más fáciles, como podría ser pedir comida a domicilio o acercarse al supermercado de la esquina pese a que sea el más caro del vecindario. Son las opciones más cómodas, pero también las más caras.

6 maneras de facilitar la vuelta al trabajo después de tener un bebé

Con esto no queremos decir que no merezca la pena tener un bebe, el sacrificio a nivel personal y económico es mínimo si lo comparamos con la alegría y todas las sensaciones maravillosas que nos aporta un hijo. En cambio, queremos facilitarte algunos trucos de ahorro para padres primerizos, para que puedas disfrutar de cuidar al nuevo miembro de tu familia sin preocuparte por tu cuenta bancaria.

  • Compra ropa en rebajas y fuera de temporada: Es mejor que compres los vestidos y bañadores 6 meses antes de que llegue el verano, y que siempre aproveches las rebajas para comprar ropa de una talla más. Los niños crecen muy rápido y cambian de ropa constantemente, mejor no te gastes una millonada en llenar su armario.
  • Sigue la regla 24 horas antes de lanzarte a comprar algo: Es importante que seas racional. La ropa para bebés es monísima, y más si es para tu hijo, pero no necesita el producto más caro de la tienda. Dentro de  unas semanas probablemente ya no le quepa y cuando esté cubierto de potitos no se apreciará su esplendor. Antes de comprar un producto piensa bien si realmente lo necesita, desde que lo veas hasta que lo pagues deja que pasen 24 horas.
  • Pide pañales a domicilio: Asegúrate siempre de tener pañales en casa y ahorrarte esa visita exprés al supermercado cuando se acaban, de la que sales con un carrito lleno de productos que no necesitas en vez de solamente un paquete de pañales.
  • O fabrica tus propios pañales: Los primeros meses pueden ser ajetreados, pero durante el embarazo puedes aprovechar para fabricar algunos pañales caseros y usarlos en fines de semana, por ejemplo. Te sorprenderá el gasto que ahorras.
  • Prepara potitos caseros: Los botes son caros y probablemente menos sanos. Saca la batidora y prepara potitos caseros, te ahorrarás un dinero y sabes qué está comiendo tu hijo.
  • Haz una lista de planes gratuitos: No hace falta que lleves a tu hijo a un parque de bolas todos los fines de semana. También hay infinitos planes gratuitos en todas las ciudades de las que podréis disfrutar en familia. Además, muchas veces una visita al parque es más que suficiente para entretener a tu pequeño mientras hace nuevos amigos.
  • Compra regalos con antelación: Aprovecha las rebajas para comprar sus regalos de cumpleaños, los de navidad y algunos detalles para las fiestas a las que le inviten en la guardería. No te preocupes por tener un armario lleno de regalos, se acabarán antes de lo que te imaginas.
  • No te gastes una millonada en cada cumpleaños: Las fiestas de cumpleaños pueden ser un gran gasto. Intenta organizarlas siempre en casa y preparar tus propios juegos y elaborar la decoración tú mismo, será más original y posiblemente más divertido.
  • Disfraces caseros: Son más bonitos y más baratos, y las fiestas de disfraces o carnavales en el colegio son frecuentes cuando somos jóvenes. Además, prepararlo juntos puede ser una buena actividad en familia y una manera de pasar la tarde.
  • Compra productos de segunda mano: Comprarte un carrito de segunda mano, por ejemplo, puede suponer un gran ahorro, y encontrarás muchos productos en buen estado. Piensa que los productos para niños suelen tener un uso escaso, ya que crecen muy rápido.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.