Fintech

Las 4 maneras más efectivas de empezar a ahorrar dinero

Ahorrar dinero

Ahorrar dinero no tiene por qué ser sinónimo de renunciar a todo lo que nos gusta hacer. Hoy te traemos 4 maneras efectivas de empezar a ahorrar dinero sin que suponga un esfuerzo enorme. Una vez que des los primeros pasos el camino será mucho más llevadero.

El ahorro no tiene por qué suponer un sacrificio y un esfuerzo enorme. Muchas veces basta con hacer unos cambios sutiles en nuestro día a día y, sin darnos cuenta, la cifra en nuestra cuenta de ahorros poco a poco irá creciendo.

Todo empieza por ser sinceros con nosotros mismos sobre nuestra situación económica, y para ello tendrás que elaborar un presupuesto. Pero la manera en la que nos relacionamos con el resto también tiene un impacto sobre nuestro bolsillo.

3 concepciones negativas sobre el dinero que deberías cambiar

Hoy te traemos 4 maneras sencillas de empezar a ahorrar dinero; puede convertirse en una labor mucho más automática de lo que crees, lo importante es dar los primeros pasos.

  • Encuentra la manera de elaborar un presupuesto que más se adapte a ti: No solo es clave tener un presupuesto mensual, también es importante tener un presupuesto que puedas cumplir…y la manera en la que lo elabores influye enormemente. Por ejemplo, puede que seas de los que gasta menos dinero si ve lo que está gastando; en tal caso te convendría el método de los sobres para ahorrar, en el que metes el dinero que puedes gastar para cada categoría en sobres (supermercado, transporte, etc), y una vez esté vacío el sobre se acabó el dinero. No obstante, puede que te sientas más cómodo usando una app para elaborar tu presupuesto mensual, como Mint. O posiblemente te convenga más transferir tus gastos de primera necesidad y ahorros de manera automática al principio de cada mes y gastar lo que te queda en la cuenta sin límites. Es cuestión de averiguar qué método se ajusta más a tu personalidad financiera.
  • Negocia tu salario: La manera más efectiva de conseguir un aumento es pidiéndolo – además de trabajar duro para merecérselo, claro. Averigua cuál es tu verdadero valor, comparando el sueldo medio del mercado, y mantén un registro de tus logros y progreso para poder argumentar por qué te mereces el aumento. Aquí te dejamos algunos consejos para pedirlo.
  • Saca provecho de tus productos financieros: Si puedes aumentar los intereses que te genera tu cuenta de ahorros, hazlo. Si puedes obtener beneficios y descuentos con tu tarjeta de crédito, aprovéchalos. Empieza a hacer que tu dinero trabaje para ti, no trabajar tu para tu dinero.
  • No dejes que el resto gaste tu dinero por ti: Lo más importante – y para algunos lo más complicado – es tomar el control de tus decisiones financieras. Es fundamental que tengas claro en qué quieres gastarte tu dinero y que no te dejes llevar por la influencia del resto. Aprende a decir que no cuando tus amigos insisten en ir a cenar al restaurante más lujoso del barrio si habías decidido que ibas a comer en casa. No te entregues a la presión a la que estamos sometidos en redes sociales. Gasta tu dinero en cosas en las que realmente quieras gastarlo, no lo hagas por compromiso y mucho menos por aparentar.

Vía | themuse

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.