Fintech

Iñaki Bernal, CTO del BBVA: “Somos una compañía de software bastante mala”

BBVA, la mejor app de banca móvil del mundo según Forrester Research

El BBVA gestiona más de 4,5 petabytes de datos y cuenta con 11.000 desarrolladores que han producido más de 400 millones de líneas de código, más de seis veces las que ha generado un gigante digital como Facebook.

El BBVA es el segundo mayor banco de España y uno de los principales referentes del sector financiero patrio al otro lado del Atlántico, tanto en Latinoamérica como en Estados Unidos. Incluso llegó a estar presente en el siempre complejo mercado chino, del que salió definitivamente en 2017. Una posición de holgado liderazgo -con permiso del Santander- que se está viendo amenazada en los últimos años por varios motivos, entre los que hay uno que destaca sobremanera: la transformación digital.

“Estamos en un contexto desafiante desde hace años”, admite Iñaki Bernal, CTO del BBVA y máximo responsable de todo el desarrollo técnico de la entidad bancaria. “Hemos sido pioneros en la transformación de nuestra empresa hacia el mundo digital porque sabíamos desde hace años que la manera tradicional de hacer banca, en silos y vertical, nos haría imposible sobrevivir en el futuro“.

La manera tradicional de hacer banca nos haría imposible la supervivencia

Quizás por ello, el BBVA cuenta actualmente con unos 11.000 desarrolladores de software, una parte realmente importante de sus 140.000 trabajadores. “Además pretendemos que otros 15.000 o 20.000 profesionales que actualmente están en oficinas o servicios centrales, como gestión del riesgo o ciencia de datos, acaben reciclados como desarrolladores de software”, añade Bernal.

¿Cuál es el resultado de toda esta apuesta por el talento y la tecnología? Más de 400 millones de líneas de código (en comparación, Facebook apenas llega a los 61 millones) y la gestión de un extraordinario volumen de información: si en 2007 el BBVA ‘solo’ gestionaba 0,2 petabytes de datos, esa cifra creció a los 0,7 Pb en 2012 y a los 2,5 petabytes en 2016. Pero lo más increíble aún está por llegar: en 2020 esa cifra rondará los 100 Pb de información extremadamente valiosa. “Son datos muy críticos, por lo que es un gran honor pero también una enorme responsabilidad”, añade el directivo.

Ahora mismo somos una empresa de software… bastante mala

Precisamente por el enorme poder que esconden esos datos, el BBVA está teniendo que armarse a marchas forzadas para no perder el tren de la innovación. “Ahora mismo somos una empresa de software… bastante mala, estamos por debajo de las expectativas que han ido surgiendo en términos de regulación -como la PSD2 que entra en vigor en 2018 y que nos amenaza con perder la relación directa con el cliente-, de la exigencia de los clientes digitales -antaño hacíamos cinco transacciones cuando cargaba la app móvil, ahora necesitamos más de 30 para cumplir con lo que nos demandan los usuarios– y de la llegada de nuevos actores digitales –más de 10.000, con auténticos titanes como Alibaba-“, se explayó Iñaki Bernal durante una reciente intervención en el Cisco Live 2018 que se celebró en Barcelona.

No en vano, todos esos retos son mayúsculos y su repercusión en la capacidad de desarrollo tecnológico que tiene el BBVA es inmediata y urgente. “Nuestro objetivo es ser capaces de escalar nuestros costes TIC al nivel de un gran player digital, no de un banco“, comenta el CTO de esta entidad. “Además, nuestro grupo posee más de una decena de bancos retail, que conllevan el lanzamiento de una nueva aplicación simultánea o servicio en cada uno de ellos con la complejidad que ello supone”.

La receta para poder afrontar estos retos con éxito, afirma Bernal, pasa por una apuesta decidida por las aplicaciones open source y la automatización de tareas que faciliten esa evolución escalable. ¿Y qué pasa con la migración a la nube? El director técnico del BBVA se muestra partidario de migrar a estos nuevos entornos para aprovechar su reducción de costes, pero reconoce la dificultad de hacerlo por motivos ajenos a su control: “Los reguladores nos exigen mantener estándares que, hoy por hoy, la nube pública no cumple”. Por ello, este banco está apostando por el camino de en medio, el de la nube privada, “pero con capacidad de mover los desarrollos que hagamos en ella a la pública cuando se cumplan los estándares necesarios”.

En esa línea, BBVA acaba de lanzar ETHER, una plataforma holística en la que Bernal y su equipo llevan trabajando dos años. Disponible en España, México, Turquía, Argentina o Venezuela, esta solución permite “convertir operaciones que tardaban 11 o 12 horas en apenas 8 minutos de procesamiento”. Para ello se integran tecnologías tan dispares como Docker, Kubernetes, Spark, Openstack, AWS, OpenShift, Armadillo o Kafka.

La tecnología que estamos desarrollando hoy estará obsoleta en dos años

Pero, de nuevo, todo nos lleva a un principio básico ya enunciado por Iñaki Bernal: jugar con las mismas reglas que el Google o Amazon de turno. “El reto no es tanto desarrollar tecnología, sino hacerlo sostenible y lograr el mismo círculo virtuoso que las compañías digitales”, explica el ejecutivo. “Para eso debemos hacer que nuestras plataformas evolucionen con el tiempo y captar o retener el mejor talento. Porque toda la tecnología que estamos haciendo hoy estará obsoleta en dos años”.

Bajo esta máxima se entiende la estrategia de BBVA por internalizar el talento digital con iniciativas como TECH U o su programa de meritocracia vía ‘ninjas’; pero también la colaboración abierta con startups (Datio, Beeva, I4S o DAS.Nano) y grandes players del sector TIC para abordar con garantías todos los desafíos (que no son pocos) que se presentan por delante… y aprovechar la enorme oportunidad de negocio que la digitalización abre a un sector tan clásico como es la banca.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.

12 Comentarios

  • Maquina, el titular amarillista de “Somos una compañía de software bastante mala” pase, pero […]11.000 desarrolladores que han producido más de 400 líneas de código[…] te quedas a la misma altura, lo mismo deberías plantearte hacer la carrera de periodismo un par de veces más

  • Buenas “eresunmaquina”. Por desgracia, la carrera ya la saqué hace unos años y a la primera, no me hizo falta repetirla. Tú, en cambio, deberías plantearte leer un poco más allá del titular y la entradilla, así a lo mejor entenderías algo. Un saludo, ser anónimo, y mucho ánimo repitiendo tu carrera (si existe)

  • ¿En la carrera te enseñaban a poner titulares mamporreros que centran el foco en una parte de la entrevista que no procede, y que tiene poco que ver con el resto del contenido del artículo sólo para conseguir visitas, o lo aprendiste tu solito? Si es lo segundo, reitero lo dicho

  • Buenas “eresunmáquina”. Me dignaré a contestarte, aunque espero que me entiendas cuando escribo sin descalificaciones personales ni faltas de respeto. Supongo que eso lo aprendí en la escuela o de mis padres, quizás deberías revisar eso. Sobre el “contenido” (si lo hay) de tu comentario, simplemente informarte de que “centrar el foco en lo que no procede” desgraciadamente es algo subjetivo y, aunque tú creas que tu foco es el correcto, lamento informarte (espero que te sirva para cuando seas mayor) de que no tienes la verdad absoluta y el enfoque o lo “que procede” no lo decides tú. Pero, de nuevo, gracias por leernos, seguro que nos puedes dar más lecciones sobre periodismo desde tu anonimato a personas que firmamos con nuestro nombre y apellidos, que hemos sacado un tema como este y que hemos sido reconocidos públicamente por nuestra labor. Pero, de nuevo, sigue pensando que “lo que procede o no procede” es lo tuyo, te irá muy bien (y más si lo haces con descalificaciones).

  • Buenas “anónimo”, lamento que un artículo en el que se explican por primera vez todos los grandes datos de la transformación digital del BBVA contado por su máximo responsable técnico no te resulte interesante. Respetamos todas las opiniones respetuosas, tanto la tuya como las varias decenas positivas que hemos recibido. Imaginaba que para alguien como tú, que trabaja en los servicios TIC de Caixabank, resultaría de interés saber estas métricas de su competencia y el camino que han tenido en este sentido, con sus obstáculos y cuáles han sido las fórmulas para superarlos.

  • Por cierto, ¿tiene algo que ver en tu actitud “mamporrera” el hecho de que trabajes en el BBVA? Antes de publicar comentarios anónimos de este tipo porque se hable de tu marca, deberías ocultar también tu IP (como consejo).

  • Gracias por bajarte de tu pedestal de hombre tan laureado y glorificado para dignarte a contestar a alguien tan indigno. Discúlpame si la palabra “mamporrero” suena demasiado soez para esos ojos tan bien educados (y laureados, que hay que centrarse en que eres un hombre de éxito, sino lo decimos los demás ya estás tú para decírtelo a ti mismo continuamente).

    Laureles aparte, me voy a centrar en el tema que se ocupa, que es centrar el foco en lo que no es con un título inapropiado(mamporrero). Cito textualmente lo que has puesto en otro comentario:

    […]un artículo en el que se explican por primera vez todos los grandes datos de la transformación digital del BBVA contado por su máximo responsable técnico[…]

    Siendo tan subjetivo(léase la ironía)¿Me podría decir alguien tan laureado qué tiene que ver entonces el titular con el cuerpo de la noticia? ¿Hay que destacarlo tanto porque resume verídicamente el artículo en sí o es para conseguir visitas?

    Tú mismo te vas contradiciendo, ¡oh laureado en el noble arte de juntar letras!

  • Lamento que a ti, como empleado del BBVA que no se digna a identificarse, no te guste el titular. Podrías comentarle a tu jefe que, si esa frase te resulta tan desagradable, no la pronuncie en público. Lamentablemente mi trabajo es escribir sobre la realidad, y si la realidad es que actualmente sois una empresa de software a la que han superado las circunstancias y eso explica la estrategia de open source y ecosistema abierto, pues me parece bastante relevante. De nuevo, gracias por tu fina ironía (y de verdad, es un poco curioso que emplees tus horas en el banco desde el que envías estos comentarios para andar insultando en medios de comunicación… pero bueno, podemos seguir así eternamente, de verdad)

  • Amén, anónimo empleado del BBVA enfadado con el mundo. Va siendo hora de dejar de insultar y volver al trabajo, ¿no?

  • Pues no, no me aporta ningún dato nuevo o algo interesante. Me alegro que hayas tenido buen feedback sobre el artículo, en mi caso no ha cumplido las expectativas que tenía al leerlo.