Fintech

Deja de comprar estas 15 cosas para ahorrar dinero en el supermercado

supermercado compra ahorrar
Escrito por Business Insider

Hay muchas maneras de ahorrar dinero en el supermercado: desde planear bien tu menú semanal, hasta usar un comparador u optar por marcas blancas. No obstante, también hay ciertos productos que deberías evitar meter en el carrito si quieres recortar gastos.

Pese que hacer la compra se trata de un gasto ineludible, si es un gasto reducible. Hay muchos trucos para ahorrar dinero en el supermercado.

Una buena estrategia para reducir el gasto mensual en comida es planear el menú semanal y hacer bien la lista de la compra, en vez de meter productos al carrito al tuntún. Aquí te dejamos un buen método para planear tu menú cada semana y ahorrar.

Así, también influye el lugar donde hagamos la compra. La diferencia en España entre hacer la compra en el supermercado más caro y el más barato es de hasta 3.000 euros al año, según datos facilitados por la OCU.

Para recortar el gasto es conveniente usar un buen comparador para encontrar los mejores precios y ofertas. Puede que incluso te compense hacer parte de la compra online.

Además, no debemos olvidarnos de los productos de marca blanca: salvo alguna excepción, suelen ser alimentos de la misma calidad, pero a mucho mejor precio, así que no los pases por alto.

No obstante, pese a tener nuestro menú planeado, estar en el supermercado con los mejores precios y tener claro que nos interesan los productos de marca blanca, hay algunos productos que debes evitar meter en el carrito.

7 estrategias de ahorro que mejorarán tu vida más allá del dinero

A continuación te dejamos 15 alimentos que no deberías comprar si quieres ahorrar dinero en el supermercado recopilados por Business Insider.

  • Verdura fuera de temporada: No es solo que comprar maíz en invierno sea más caro que en verano, como informa Erin Brodwin de Business Insider, sino que además, sino que los productos fuera de temporada vienen desde más lejos y perecerán antes.
  • Artículos cerca de la caja: Esas chuches y revistas de cotilleo están ahí por una razón. Como explica Kate Taylor de Business Insider, las tiendas tratan de capitalizar la disposición de los clientes a gastar unos euros extra en compras impulsivas con productos atractivos que se encuentran cerca de la caja de pago.
  • Productos sin gluten:  A menos que, por supuesto, seas celiaco y necesites mantener una dieta sin gluten. El Centro Nacional para la Información Biotecnológica afirma que los productos sin gluten son, de media, un 242% más caros que sus homólogos con gluten y, según Reuters, algunos alimentos pueden ser hasta cinco veces más caros. 
  • Salsa de tomate: Por lo general, es más barato, y probablemente sepa mejor, preparar tu propia salsa de tomate con tomates frescos o enlatados que comprar un tarro de salsa de tomate ya hecha, según explica la nutricionista Owennie Lee.
  • Artículos individuales:  A menudo es más barato comprar artículos en paquetes familiares, como papel higiénico o la comida para mascotas, según One Good Thing. El menor coste por unidad ayuda a ahorrar aunque el coste total de la compra puntual es mayor.
  • Packs de gran tamaño: Tampoco hay que pasarse. Si compras packs de gran tamaño que caducan antes de haber sido usados, la próxima vez deberías comprar una cantidad menorOne Good Thing afirma que los productos no deberían comprarse solo por el tamaño de la bolsa.
  • Snacks con azúcarScientific America sostiene que el azúcar no te llena, sino que te da más hambre. Los aperitivos que contienen azúcar además pueden interrumpir tu horario de comida.
  • Refrescos: Las consecuencias para la salud de los refrescos son cada vez más evidentes. Según el Daily News los refrescos deshidratan, creando más sed y haciendo que quieras beber más refrescos.
  • Zumos azucaradosLos zumos se fomentan como una alternativa saludable a la fruta, pero las bebidas azucaradas a menudo carecen de los beneficios implícitos, explica Erin Brodwin de Business Insider. En lugar de un vaso de zumo de naranja, protege tu cartera y tu cintura comiendo una naranja de verdad.
  • Bebidas energéticas: Las bebidas energéticas como Monster o 5 Hour Energy tienen efectos secundarios graves como ha informado ya Business Insider. La nutricionista Andy Bellati le dio a Business Insider una lista de alimentos baratos que puedes comprar, como la avena o las judías negras, que te ayudan a mantener los niveles de energía durante todo el día. 
  • Agua embotellada: El agua está por todas partes, no necesitas comprarla embotellada. De hecho, el ahorro que supondría beber agua del grifo para los europeos asciende a los 600 millones de euros al año.
  • Mezcla de frutos secos: Comprar los ingredientes por separado y luego combinarlos te costará menos que comprar un cóctel prefabricado. Incluso puedes personalizar el aperitivo añadiendo o quitando ingredientes, o cambiando la proporción, como tú prefieras.
  • Hamburguesas o albóndigas preparadas: Usar carne picada para preparar albóndigas o hamburguesas caseras es muy simple. Ahórrate el coste por pereza y prepara tu mismo la carne, que no salga de una bolsa congelada.
  • Material escolar o de oficina: En vez de comprarlos en supermercados que venden todo tipo de artículos, encontrarás precios más bajos si compras cuadernos o tinta de impresora en tiendas especializadas como Carlin o Folder.
  • Herramientas para el mantenimiento del hogar: Ese consejo no es solo para artículos de oficina. No sorprende que las ferreterías sean mejores sitios para comprar herramientas que los supermercados. Tienen una mayor variedad, mejores precios y personal más informado.

Vía  | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Business Insider