Fintech

Cómo preparar un presupuesto para ahorrar y cumplirlo

calculadora presupuesto

Si quieres empezar a ahorrar dinero vas a necesitar un presupuesto. Pero lo que es más importante: vas a tener que cumplirlo. Hoy te explicamos cómo elaborar un presupuesto para afrontar tus gastos y ahorrar y las claves para ceñirte al mismo.

Empezar a ahorrar dinero no es sencillo. Para muchos ya de por sí es difícil afrontar todos los gastos mensuales, y parece inconcebible que incluso pueda sobrar algo para ingresar en la cuenta de ahorros.

No obstante, muchas veces es cuestión de organizarse bien. Para gestionar bien tu dinero lo primero que necesitas es un presupuesto; sin un plan para tus finanzas difícilmente podrás mejorar tu situación económica.

El siguiente paso es cumplir el presupuesto que hayas elaborado. Muchas veces nos ponemos metas económicas poco realistas y, ante la frustración, el resultado puede ser aún peor.

El reto ahorro 30 días: mejora tu situación económica en un mes

Hoy te explicamos las claves para elaborar un buen presupuesto para afrontar tus gastos y ahorrar para que puedas ceñirte al mismo:

  • Apunta tus ingresos netos: Solo incluye como ingresos el dinero que vas a recibir sí o sí; nada de contar con algún bonus, devolución o similares. Además, es importante que recuerdes incluir tu salario neto, no bruto.
  • Revisa tus gastos de los dos últimos meses: Abre tu cuenta bancaria e imprime todas las transacciones que hayas realizado en los últimos dos meses. Después subraya todos los gastos y divídelos en categoría; por ejemplo, “supermercado”, “ropa”, “medicamentos”, etc. No te dejes ningún gasto, por muy ocasional que sea.
  • Ajusta tus gastos conforme a tus ingresos: Ahora que tienes tus ingresos y gastos delante puedes ver dónde va tu dinero, y es hora de ajustarlo para que puedas empezar a ahorrar. Tu objetivo debería ser gastar algo menos del 90% de tus ingresos mensuales – e incluso más si puedes. Puede que creas que todos tus gastos son imprescindibles, pero seguro que hay sitios donde puedes recortar. Elimina todos los gastos hormiga que tengas y empieza a adoptar trucos para ahorrar. La diferencia con algunos pequeños cambios puede ser increíble.
  • Elabora tu presupuesto tras recortar gastos: Después de pensar cómo puedes reducir tus gastos es hora de elaborar tu presupuesto. Empieza con los gastos de primera necesidad, y después ve encajando el resto. Deja también una suma para imprevistos, si al final no lo usas puedes ingresarlo en la cuenta de ahorro al final del mes.
  • Revisa contínuamente: Puedes ir ajustando tu presupuesto con el tiempo, es normal que la primera no te salgan perfectos los cálculos. Revisa tus gastos y analiza en qué gastas más y donde podrías estar ahorrando.

Vía | Money

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.