Fintech

5 retos de ahorro de 30 días para mejorar tu situación financiera rápido

dinero finanzas

Los retos de ahorro de 30 días son una manera sencilla y rápida de mejorar tu situación financiera. En este artículo te explicamos por qué son tan eficaces y te traemos algunos de los mejores retos de 30 días que puedes adoptar hoy mismo.

Si quieres empezar a ahorrar dinero puede que te interese afrontar un reto de 30 días, una de las maneras más eficaces de mejorar tu situación financiera.

Una de las claves de los retos de 30 días para ahorrar es que te ayudan a ponerte una meta concreta. Cuando se trata de ahorro, es importante tener un objetivo específico; es mucho más fácil avanzar si sabes a donde te diriges.

Pero eso no es lo único: el límite temporal también es un punto a favor de este tipo de retos. Duran 30 días para que siempre sientas que la meta final está cerca evitando que tires la toalla.

Además, es un buen entrenamiento para aprender a adoptar hábitos financieros. Durante un mes aprenderás a cambiar tus costumbres, siendo cada vez más fácil a medida que te acostumbres a modificar tus hábitos.

4 lecciones de dinero que todo el mundo debería aprender

Puedes probar este eficaz método para ahorrar con alguno de los 5 retos de ahorro de 30 días que explicamos a continuación:

  • 30 días comiendo en casa: Durante 30 días solo comerás en casa. Nada de pedir comida a domicilio, comprar comida para llevar o ir a restaurantes. No solo te ahorrarás mucho dinero en comida, sino que también mejorarás tus dotes culinarios. Si quieres maximizar el ahorro puedes usar este método para planear tu menú semanal.
  • 30 días comprando marcas blancas: Durante 30 días no comprarás ningún producto de marca, solo productos de marca blanca. No solo te ayudará a ahorrar dinero el mes que lo hagas, sino también es un buen ejercicio para averiguar que marcas blancas prefieres y seguir comprándolos en el futuro (no absolutamente todos merecen la pena).
  • 30 días anotando absolutamente todo lo que gastas y guardando los recibos: Lleva siempre un cuaderno y un bolígrafo contigo y cada vez que gastes dinero apúntalo. De esta manera serás más consciente del gasto, posiblemente llevándote a reducirlo. Al entender mejor tus hábitos financieros también te servirá para mejorar tu presupuesto el siguiente mes y plantearte de dónde podrías recortar.
  • 30 días sin comprar productos innecesarios: Si no es algo que realmente necesites, no puedes comprarlo. Además de permitirte ahorrar mucho dinero, también te ayudará a entender y controlar mejor tus impulsos en el futuro.
  • 30 días sin usar tu tarjeta de crédito o débito: Cuando ves el dinero es más difícil gastarlo. Por ello, propónte pasar un mes pagando todo en efectivo – puedes aprovechar para probar el método 6 sobres para ahorrar. Además, de esta manera evitarás endeudarte con la entidad emisora de tu tarjeta de crédito y te ahorrarás los intereses.

Vía | US News

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.