Fintech

5 pasos para eliminar todos tus malos hábitos financieros

dinero

Eliminar tus malos hábitos de dinero es el primer paso hacia la libertad financiera. Una vez que te deshagas de todas tus manías tóxicas con el dinero, ahorrar será mucho más fácil y automático. Te revelamos los 5 pasos para romper con tus malos hábitos financieros.

La mayor barrera para ahorrar no es un sueldo bajo ni un alquiler demasiado alto, sino tus malos hábitos financieros.

Las pequeñas decisiones financieras que tomamos cada día tienen un gran impacto a la larga. Si tienes la mania de comprarte un café todas las mañanas en vez de hacértelo en casa estás malgastando tu dinero.

Así, el hábito de pedir comida a domicilio cuando estás cansado, o salir a cenar día sí día también tampoco le hace ningún favor a tu bolsillo. O puede que tu mal hábito sea fundirte el sueldo en compras online. Sea cual sea es importante romper con ello.

8 cosas en las que malgastas tu dinero cada día (y cómo cambiarlo)

Pese a suponer un gran esfuerzo inicial, una vez que consigas eliminar tus malos hábitos financieros te será mucho más fácil ahorrar dinero. Por ello, hoy te traemos los 5 pasos clave para que te deshagas de todas esas costumbres tóxicas que tienes con el dinero:

  • Identifica los malos hábitos: Como bien dicen, el primer paso es reconocer el problema. Empieza identificando 3 malos hábitos financieros – si intentas abordar todos a la vez probablemente solo te frustres y tires la toalla. Una vez los reconozcas apúntalos en un papel o en el móvil y repite en alto que vas a cambiarlos. También es recomendable que compartas tu decisión con un amigo o familiar para que sientas la presión y también el apoyo de estos.
  • Encuentra la raíz del problema: Es muy probable que el mal hábito no exista por si solo, sino que hay algo que lo provoca. Piensa en cuál es la raíz del problema, qué es lo que causa el gasto en un primer momento. Puede que siempre acabes comiendo fuera porque no te da tiempo a hacerte un tupper la noche anterior; o puede que simplemente no puedas resistir el olor a café y bollería que sale de la cafetería por la que pasas de camino al trabajo. Sea lo que sea, encuentra la causa y elimínala.
  • Adiós a los viejos hábitos, hola a los nuevos: Otra estrategia eficaz es reemplazar el mal hábito que acabas de eliminar, por otro bueno. Es un poco similar a cuando dejamos de fumar: muchos recomiendan reemplazar el cigarro por otra cosa, ya sea chicles o snacks sanos. Con los hábitos financieros sucede lo mismo, encuentra algo que hacer cada vez que sientas el impulso de llevar a cabo la costumbre mala para distraerte.
  • Identifica por qué quieres cambiar el hábito: Encuentra un motivo concreto por el que quieres cambiar tu mal hábito. ¿Te gustaría irte de vacaciones? ¿Quieres comprarte un ordenador? Sea lo que sea, recordar tu meta te ayudará a eliminar este mal hábito. Así, es recomendable que te recuerdes constantemente cuál es tu meta; puedes meter una foto que represente tu objetivo en la cartera, y así acordarte de ello cada vez que vayas a gastar.
  • Date recompensas: El último paso es decidirte cómo vas a recompensarte por tu esfuerzo. Si has conseguido dejar de comer fuera podrías darte el placer una vez al mes; así, en vez de pensar que has tenido que renunciar a algo podrás centrarte en que ahora lo disfrutarás aún más. Eso sí, no dejes que la recompensa entorpezca tu progreso o cree un nuevo mal hábito.

Vía | Forbes

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.