Innovación

‘Fintech’, un mercado en clara expansión

lluvia-dinero
Escrito por Redacción TICbeat

Las empresas de finanzas y tecnología (conocidas como sector ‘fintech’) absorbieron una inversión global de 12.200 millones de dólares en 2014, el triple que en 2013, según un estudio elaborado por Accenture, que destaca a Europa como la región donde más crece este segmento.

Las empresas de finanzas y tecnología (conocidas como sector fintech) absorbieron una inversión global de 12.200 millones de dólares en 2014, frente a los 4.050 millones de dólares que lograron en 2013, es decir, en solo un año han logrado triplicar el montante. Estos datos provienen de un informe, llamado “El futuro del Fintech y la banca” elaborado por la consultora de TI Accenture que indica que la inversión en empresas de este nicho ha aumentado a un ritmo más de tres veces superior al de las inversiones en capital riesgo en general.

El informe destaca también que Europa es la región donde más crece la inversión en este segmento de mercado, con un aumento del 215% en 2014 para llegar a 1.480 millones de dólares. Más de dos quintas partes (42%) del total europeo corresponde a Reino Unido e Irlanda, donde la inversión pasó de 264 millones de dólares en 2013 a 623 millones en 2014. En cuanto al resto de Europa, las zonas con niveles de inversión más altos en 2014 fueron los países nórdicos (345 millones de dólares), Holanda (306 millones) y Alemania (82 millones).

En todo caso, como es lógico, una gran parte de la inversión en fintech se sigue realizando en Estados Unidos, siempre en cabeza en la economía digital.

Nuevos retos para la banca

Desde Accenture Julian Skan, directivo de la compañía y responsable del FinTech Innovation Lab de Londres de ésta, recuerda que esta masiva inversión en fintech, que “demuestra que la revolución digital está ya muy avanzada en los servicios financieros”, supone para los bancos una amenaza y al mismo tiempo una oportunidad. “El fintech está haciendo que nuevas empresas y competidores de otros sectores entren en partes del sector bancario, aunque se da la paradoja de que eso también está ayudando a los bancos a crear productos y servicios más útiles para sus clientes. Otra consecuencia es una mayor cooperación entre los bancos tradicionales y nuevas empresas dedicadas a la innovación y tecnología, lo que puede resultar en nuevos modelos de negocio y nuevas fuentes de ingresos”, añade.

De hecho, en el informe se asevera que muchos bancos tradicionales no están preparados para hacer frente a la revolución digital. Según una encuesta realizada entre 25 altos ejecutivos del sector bancario que trabajan en innovación tecnológica, el 72% de los encuestados consideran que sus bancos afrontan la innovación digital de una manera fragmentada u oportunista, mientras que el 40% piensan que sus organizaciones tardan demasiado en adoptar nueva tecnología, lo que repercute negativamente en su capacidad para generar valor o no arroja ningún beneficio neto. La gran mayoría de los encuestados opina además que sus organizaciones carecen de los conocimientos y la cultura que necesitan para tener éxito en la era digital. Es más: el 44% de los ejecutivos encuestados asegura que sus bancos no invierten lo suficiente en nuevas tecnologías.

Afortunadamente tres quintas partes de los encuestados creen que los bancos y sus nuevos competidores coexistirán con ofertas diferenciadas, o bien que los bancos acabarán absorbiendo a las nuevas empresas. “Los bancos están empezando a comprender todas las posibilidades que ofrecen las tecnologías digitales y su potencial para transformar el sector bancario”, explica Richard Lumb, group chief executive de Servicios financieros en Accenture. “Los líderes saben que la tecnología digital no se limita a la innovación de canales y procesos, sino que elimina barreras entre sectores y abre la puerta a nuevos competidores y modelos de negocio. Eso obliga a los bancos a innovar si no quieren perder clientes”.

Lo más positivo, asegura el portavoz, es que los bancos se muestran receptivos a la idea de la innovación abierta, la colaboración y la inversión en fintech, y que también están dispuestos a cambiar ingresos por nuevos modelos de negocio. “No obstante, tendrán que innovar más rápido, agilizar sus estructuras y desarrollar una cultura con más iniciativa empresarial para seguir siendo competitivos y satisfacer las necesidades de sus clientes”, sentencia.

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.