Innovación

FiLIP, el reloj inteligente para localizar a tus hijos

filipdestacada
Escrito por Marcos Merino

Hace cinco años Sten Kirkbak perdió a su hijo durante 30 minutos en unos grandes almacenes. Ahora lanza un ‘gadget’ que combina funciones de teléfono y GPS.

Sten Kirkbak es uno de los miles de padres que han perdido alguna vez a su hijo de 3 años en un centro comercial lleno hasta arriba de gente. Pero también es el único que, días después y tras haber rechazado los móviles al uso por su dificultad y los GPS por su poca utilidad en interiores, se le ocurrió crear un teléfono/localizador adaptado a niños para poder estar en contacto con ellos sin necesidad de limitarles la libertad para explorar estando todo el día “encima” suyo. Hablando con otros padres, se dio cuenta de que tener a los hijos controlados en todo momento sin por ello impedirles ser niños era la cuadratura del círculo que hasta ese momento ningún fabricante de dispositivos había sabido resolver.

“Algunos de los mejores productos nacen cuando la gente crea algo que les hubiera gustado tener en algún momento de su vida”, dice Kirkbak ahora, cinco años después del angustioso momento en cuestión, tras sacar por fin a la venta FiLIP, que se ha convertido así en una de las últimas incorporaciones a la lista de la tecnología wearable. Y es que FiLIP -que toma su nombre de Filip Kirkbak, el niño perdido en el supermercado- tiene forma de colorista reloj digital de pulsera (disponible en rojo, azul, rosa y verde), pero no es un smartwatch, sino que esconde algo bastante distinto.

Primero, es un teléfono capaz de memorizar 5 números que podrán llamar y recibir llamadas del niño (éste tendría tan sólo que tocar un botón para ello). Además, podrán enviar mensajes al niño, aunque éste no podrá contestar, al carecer FiLIP de teclado.

Segundo, es un GPS que muestra la localización del niño cuando llama desde el mismo, y que manda un aviso al móvil cuando entra y sale de las “áreas de seguridad” previamente definidas por sus padres (colegio, alrededores de casa, la casa de los abuelos…). Para realizar esta función añade al GPS localización por torre de telefonía y triangulación wifi.

Cuenta además con una función de “botón del pánico” (rojo, por supuesto): si el niño lo deja pulsado por más de 3 segundos, FiLIP empieza a llamar a los cinco números hasta que uno responda. Entonces, tras colgar empieza a grabar el sonido ambiente y avisar cada 60 segundos de su ubicación hasta que el adulto localice al niño y pase así la situación de pánico.

Gestionar todas estas funciones (recepción de notificación, definición de áreas de seguridad, etc.) resulta sencillo, pues el usuario tiene a su disposición sendas apps gratuitas en la App Store (para iPhone) y en Google Play (para Android). Unas vez instaladas, tan sólo habrá de crearse una cuenta y vincularlas al dispositivo (o a varios simultáneamente, en el caso de tener varios hijos pequeños). El dispositivo, cuesta aproximadamente 145 euros y es resistente al polvo, agua y golpes… pero como punto negativo no puede ser usado para nadar.

filiptexto

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.