Innovación

Las facetas más curiosas de la vida de Stephen Hawking

Las facetas más curiosas de la vida de Stephen Hawking

Escarbando en la vida de Stephen Hawking, el grandísimo astrofísico, cosmólogo y divulgador científico británico, no solo hallamos grandes descubrimientos y un trabajo de investigación incansable, sino muchas otras facetas interesantes que cultivó.

El pasado mes de marzo el inigualable Stephen Hawking nos dejaba a la edad de 76 años, tras una vida marcada por grandes descubrimientos científicos y una labor divulgativa que acercó los secretos del cosmos a la sociedad de masas. Además de ser un visionario, un gran investigador y un pensador fuera de lo común o destacar por haber sido una de las personas que ha sobrevivido más años con el síndrome de Lou Gehrig, Hawking cultivó diversas facetas interesantes y variopintas a lo largo de su vida. 

Un artículo póstumo de Stephen Hawking podría ayudar a descubrir universos paralelos

Stephen compartió afinidad con el mundo de las palabras y la posibilidad de democratizar y compartir sus hallazgos a través de obras literarias le interesó siempre, lo que le llevó a publicar d14 libros que puedes consultar en el siguiente artículo. Hacia finales de los años ochenta publicó su obra “Breve historia del tiempo”, su libro más vendido y traducido a más de 40 idiomas hasta la fecha, del que se ha vendido la escandalosa cifra de más de 25 millones de copias de su libro. También formó parte de 6 películas y series y dio lugar a numerosos documentales y contenidos de ficción como la reciente La teoría del todo.

Aunque siempre fue bastante celoso con respecto a su vida personal, Stephen comenzó a revelar más sobre la misma a partir de 1994 como parte de sus conferencias científicas. También decidió publicar una obra de ciencia ficción con numerosos conocimientos científicos escrita a medias con su hija Lucy.

También fue una persona ansiosa de nuevas experiencias, valiente y dispuesta a reinventarse cada día. Tras tanto escribir sobre el espacio y sus secretos, lo natural era que se interesara en experimentar el espacio y la gravedad. De esta manera, decidió atreverse a vivir en carne propia una experiencia de gravedad cero en una simulación espacial en el Centro Espacial Kennedy. Por aquel entonces Hawking llevaba postrado casi 40 años en una silla de ruedas. Voló durante cuatro minutos en gravedad cero con una gran sonrisa en la cara y calificó el proceso como “asombroso“. “Espacio, allá voy“, fueron sus palabras.

Por otro lado, Hawking es considerado el caso más raro de ELA y los científicos creen que su larguísima superviviencia con respecto al diagnóstico inicial, el cual apuntaba que no viviría más de dos años más, se debió principalmente debido a una fuerte genética. Si quieres conocer más sobre sus circunstancias familiares y personales, su obra literaria, sus proyectos o sus descubrimientos, no te pierdas la siguiente infografía, ordenada por décadas.

Las facetas más curiosas de la vida de Stephen Hawking

Infografía | Everdata

Fuente | ValueWalk

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.